lunes, 15 de junio de 2015

Peligra la vida de Sirley Ávila León al ser mandada para su casa

Todavía no se recupera y podría perder el brazo derecho. Fotos: Francisco H. Díaz Hechemendía.

HABLEMOS PRESS

LA HABANA.- La activista Sirley Ávila León, que fuera agredida a machetazos por un empleado el pasado 24 de mayo, fue enviada para su casa en condiciones delicadas de salud, debido a que el Hospital no tiene las condiciones requeridas para su tratamiento.

En el ataque, Ávila perdió la mano izquierda, y quedó con varios cortes profundos en el cuello y las rodillas.

“Aunque sigo viva, estoy muy preocupada porque uno de los machetazos me partió una clavícula y puedo perder el brazo derecho… Estoy pidiendo la ayuda de organismos internacionales porque aquí se han demorado mucho para atenderme”, dijo Ávila visiblemente afectada.

Tratando de quitarla del camino.

Las autoridades en varias ocasiones presionaron a su hijo (ex oficial de contrainteligencia) y una hermana para que la internaran, alegando que estaba loca por disentir del sistema.

Sus vacas y cerdos fueron macheteados en varias ocasiones, “lo cual reafirmó que esto era algo que se venía preparando contra mí”, dijo Ávila.

Lo más cercano, antes de la tragedia, fue el incendio de su casa en el 2014.

Sirley Ávila León fue delegada de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Las Tunas y comenzó a disentir del régimen en el 2012, después de no ser escuchada por el gobierno cubano cuando pedía la construcción de una escuela rural para los niños de su comunidad.

Ávila es campesina y propietaria de una pequeña finca en el poblado Limones, municipio Majivacoa, provincia Las Tunas. Su vida le ha cambiado desde el 24 de mayo del 2015, cuando le exigió a Osmany Carrión que no robara más sus mangos. “o usted no es una persona seria”, desatando con esta expresión la furia del empleado.





VIDEOS