domingo, 10 de mayo de 2015

Brote diarreico en prisión de La Habana provoca malestar a decenas de reos

Prisioneros en un destacamento de una cárcel cubana.

Por Arian Guerra Pérez/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Prisioneros recluidos en la penitenciaría Toledo II, de La Habana, informan que sufren un brote diarreico que ha afectado a decenas de reclusos en ese centro carcelario.

“Estamos con fuertes dolores estomacales. No dejamos de quejarnos”, dijo Yariel Alcolea Castillo –vía telefónica- a la redacción de HABLEMOS PRESS.

Agrega que la causa de las diarreas es por el consumo de picadillo de cerdo en mal estado. “Lo suministraron el jueves en la comida y estaba en estado de putrefacción”.

Explica que estas carnes pasan mucho tiempo fuera de frio para llegar de las granjas a la mesa de los reclusos, “y tenemos que consumirlo porque no hay otra opción”. 

Muchos de los reclusos han sido trasladados a la clínica de la prisión para ser atendidos. Se desconoce la cifra exacta de los afectados.

La penitenciaria de Toledo II, está ubicada en el municipio La Lisa, en las afueras de la capital.

Según el sitio oficial Cubadebate, “el sistema alimentario (de los reclusos), compuesto siempre por más de cinco platos, se corresponde con las 3 000 kilocalorías que debe ingerir, como norma mínima, cada ciudadano”, lo cual fue desmentido por los prisioneros.

“La comida aquí es un asco. La mayoría de las veces son tres platos los que dan; arroz mal elaborado, zopa de granos y algo que parece picadillo de carne o pescado. Nunca dan frutas ni vegetales”, señaló otro recluso.

Una de las fuentes comentó -este sábado- que más de 10 prisioneros aún permanecían internados en la clínica de la prisión.

Son muy comunes las enfermedades estomacales en los reclusos cubanos, a causa de la mala elaboración y estado de los alimentos, la higiene, estado de hacinamiento y condiciones insalubre.

A finales del 2012 se propagó por decenas de cárceles cubanas la epidemia de cólera, que cobró la vida a varios reclusos.

A finales del 2014 se destapó un brote diarreico en la prisión de mujeres el Guatao, en La Lisa, afectando a más de 100 reclusas.

Las autoridades cubanas tienen a más de 57 mil personas recluidas, según cifras oficiales, y existen más de 350 centros penitenciarios. 


VIDEOS