martes, 10 de febrero de 2015

Médicos cubanos presionados a firmar nuevo contrato laboral

Por Dr. Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA, 10 de febrero.- Desde hace unos días se está presionando a los médicos a firmar un nuevo contrato laboral. En el Hospital Universitario General Calixto García de La Habana se les dijo que, según orientaciones de la Dirección del Centro, de no firmar el documento su salario sería retenido.

En el novedoso convenio se hace referencia a la prestación de servicios, la remuneración y la subordinación jurídica en que el trabajador puede recibir órdenes y debe acatar. 

Uno de los aspectos más llamativos en el contrato es que en su cuarto aspecto plantea que en un año el trabajador puede ser trasladado (sin “afectación” salarial) hasta 120 días fuera de la unidad, para garantizar la atención de salud en ciertas situaciones -que especifican en dicho acuerdo-.

Con esta disposición se ratifica el carácter de esclavo con que son tratados los médicos cubanos, a los cuales no se les deja decidir respecto a participar o no, según su voluntad, en alguna contingencia, a las que se les llama misiones. 


Al preguntar en la oficina de recursos humanos del Hospital el porqué de esta medida tomada tardíamente, ya que al principio de comenzar en ese Centro (hace más de tres años) había firmado otro contrato, me respondieron que la medida se debía a una inspección que les realizarían.

En mi opinión, este documento no cumple con los principios que rigen el derecho laboral, fundamentalmente con el principio protector, el más importante, que trata de proteger a la parte más débil del contrato (el trabajador) quien en este caso se encuentra sujeto a ser trasladado sin ninguna condición.

Tampoco se tiene en cuenta la remuneración salarial como uno de los aspectos de las condiciones de trabajo que influyen en la vida diaria de los trabajadores, ya que los sueldos asignados no permiten cubrir las necesidades básicas de una persona. No todas las horas extraordinarias (guardias médicas), se tienen en cuenta para el cómputo de horas semanales a cumplir, y mucho menos se pagan.

La precariedad laboral en Cuba se pone de manifiesto en este documento, que prácticamente estamos obligados a firmar. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), que tiene en cuenta los aspectos relacionados con la protección y promoción del derecho de los trabajadores, debería ser notificada de esta situación en la isla.

VIDEOS