viernes, 5 de julio de 2013

La prohibición del psicoanálisis por el Ministerio de Salud Pública

Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press.

La Habana, 5 de Julio.- Cuando la ciencia lleva apellido "socialista". La práctica del psicoanálisis - así como de otros métodos de análisis o terapia - la prohibió el Ministerio de Salud Pública en Cuba desde los años 60 hasta los 90 por ser "psicología burguesa", así  psiquiatras y psicólogos no podían aplicar sus conocimientos sino atenerse a la "Psicología Soviética".

Según testimonia una psicóloga; a cierto especialista de renombre sus superiores le impedían viajar a eventos internacionales sobre esas prácticas.

Según docentes, ocurrió peor con la Psicología de la Enseñanza y con la Pedagogía en la Universidad de La Habana y el Ministerio de Educación, donde convirtieron esas asignaturas en panfletos de alabanza a la "Pedagogía Socialista" y condena, sin explicarlas, a las "teorías burguesas de la enseñanza".

En hospitales y facultades de Psicología universitarios la prohibición del psicoanálisis y del estudio de escuelas y tendencias, por motivos políticos "clasistas", limitó a los especialistas y a la enseñanza de la Psicología constriñéndolos a la atrasada escuela soviética.

Según la doctora: "Como acostumbran, la prohibición jamás la levantaron, más bien la ignoraron y dejaron de aplicarla; muchos especialistas aprovecharon para instruirse en diversas prácticas, incluidas las de medicina alternativa, pero ya el daño está hecho en la formación de los psicólogos, que brindan el servicio médico más desatendido dentro del sistema de salud.  El número de psicólogos es minúsculo en relación con la población de pacientes, trabajamos con consultas atestadas, turnos demasiado distantes, se dificulta dedicarles el tiempo que necesitan, el seguimiento que requieren, casi no hay psicólogos  especializados en psicología infantil sino que atendemos a todas las edades; como esta carga de pacientes imposibilita atenderlos individualmente, como sería lo adecuado, desde los años 70 generalizaron impartir psicoterapia de grupo a pacientes para quienes resulta inapropiado ese método. Permitida y alentada ahora la medicina alternativa, ello ocasiona otro problema: Debería servir como complemento, otras técnicas opcionales para el mismo trabajo, que las apliquen los médicos sin dejar de ser  médicos; pero los doctores  y personal técnico las aprenden como si fueran una especialidad nueva y "cambian de trabajo", desechan ser médicos para convertirse en "especialistas" en…acupuntura o aroma terapia, etc, una evasión. También el que los médicos carezcan no ya del lujo de internet  sino de una vieja computadora personal les impide actualizarse en sus especialidades y, por otra parte, la sobrecarga de trabajo con turnos agobiantes impide a todos estudiar, sea uno psicólogo o de cualquier especialidad, para la biblioteca o leer en casa no hay tiempo ni fuerzas humanas, todos se estancan y ni siquiera lo saben."

El enfoque soviético de "la ciencia socialista" opuesta a "las teorías burguesas"  perjudicó a muchas disciplinas, marginándolas de la experiencia de sus profesionales y profesores, del desarrollo, de nuevas tendencias en el mundo y del sentido común. La salud y la cultura pagan el costo aún.

VIDEOS