jueves, 18 de octubre de 2012

Activista que impidió el desalojo de 14 niños y 9 mujeres fue trasladada a la cárcel

Madelín Lázara Caraballo Betancourt


Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.

La Habana, 18 de octubre.- Madelín Lázara Caraballo Betancourt, una activista de derechos humanos muy conocida por sus acciones,  fue trasladada a una prisión para contagiados con el VIH/SIDA donde permanecerá a la espera de juicio, acusada por al menos "cinco delitos", informaron sus familiares.

Caraballo, de 42 años de edad, infectada de VIH/SIDA, militó en el Movimiento Damas de Blanco, en la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) y fue uno de los trece opositores del Partido Republicano de Cuba (PRC) que ocuparon la Basílica Menor de la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad, en Centro Habana, en víspera de la visita del Papa.

La activista impidió el 1 de octubre que autoridades de la Vivienda y brigadas policiales desalojaran por la fuerza a 9 mujeres con 14 niños que habían penetrado en una edificación que el Estado mantenía cerrada, situada en la calle Esperanza No. 214, entre las calles Alambique y Florida, municipio Habana Vieja.

Caraballo exigía a las autoridades le dieran una vivienda a cada una de las ocupantes o las dejaran en esta edificación.

Este video filmado por el foto reportero de Hablemos Press, Gerardo Younel  Avila muestra a la activista gritando consignas en defensa de las sin casas http://youtu.be/9Gm6VVBaEsM



Caraballo logró con su protesta reunir a cientos de ciudadanos en la zona y las autoridades se vieron obligados a darle casas a las 9 mujeres. Pero ella fue detenida y golpeada por agentes de la Policía Nacional y de la Seguridad del Estado, afirman sus familiares.

Ese mismo día, Caraballo fue trasladada al Vivac, un Centro de Retención y Deportación de la Policía Nacional donde permaneció más de 7 días en huelga de hambre.

"A ella la trasladaron el día 11 de octubre para la Prisión de VIH/SIDA de San José de las Lajas en Mayabeque y la acusan de cinco delitos: Desorden Público, Desacato, Atentado, Resistencia y Daños a la propiedad del Estado",  dijo a Hablemos Press Juan Manuel Pérez Asencio, esposo de Caraballo, al ser consultado.

Según Pérez Asencio: "La acusación de cinco delitos es un ajuste de cuentas de la policía política por ser ella una de los ocupantes de la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad".

"El martes fuimos a verla y nos dijo que la mantienen en una celda de aislamiento que no tiene luz, ni agua y que permanece encerrada allí todo el tiempo", agregó Pérez Asencio.      

"Todos  esos  delitos son inventados; a ella la detuvieron y la golpearon, aún tiene marcas de los golpes. La cogieron entre tres agentes y le dieron golpe para callarla cuando ella gritó Vivan los Derechos Humanos, Abajo la Dictadura delante de más de 2000 personas que se congregaron el 1ro. de octubre en la calle Esperanza", comentó Minardo Ramos Salgado representante de Actividades y Desarrollo de la Confederación de Trabajadores Independientes de Cuba (CTIC), organización en la cual milita Caraballo actualmente. 

La Dra. Amelia Rodríguez Cala, abogada de Caraballo no ha respondido a su teléfono en varios intentos de nuestra agencia por conocer más detalles sobre las acusaciones de la policía.

VIDEOS