sábado, 27 de febrero de 2016

Un consultorio del médico de la familia abandonado durante 15 años

El estado constructivo de este consultorio se ha deteriorado con el paso de los años, convirtiéndose en sitio propicio para la delincuencia y los depredadores sexuales. Los vecinos de la zona han denunciado inútilmente esta situación.

Por Yamilé Naranjo Figueredo/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- El consultorio No. 59, ubicado en la zona 1 de Alamar, en el municipio capitalino La Habana del Este, ha permanecido cerrado durante más de una década, llegando su situación a incomodar a los vecinos, quienes además de tener que acudir a consultorios más distantes, se duelen por la situación deplorable del local, utilizado por personas insensibles como baño público o base para la delincuencia.

Según la ciudadana Regla Oropesa, las autoridades de este municipio han afirmado que la responsabilidad corresponde absolutamente a Salud Pública.

“Llevo viviendo 24 años encima del consultorio, y ya hace 15 que no contamos con ese local para las consultas médicas. Esta lamentable situación se ha informado en las asambleas de rendición de cuentas, en el Poder Popular y en el núcleo del Partido, recibiendo como respuesta que el local es de Salud Pública, y que esta institución es la encargada de darle solución a dicha problemática”, dijo Oropesa.

Otra afectada, que no quiso revelar su identidad por miedo a represalias, afirmó: “Este inmueble es utilizado por personas ajenas al edificio como baño público. En reiteradas ocasiones los vecinos tenemos que limpiarlo por la fetidez del excremento y las jabas con basura que personas sin sentido de pertenencia arrojan. Así que tememos por la seguridad ciudadana y la de nuestros seres queridos”.

Dentro de las responsabilidades y posibilidades de un delegado a la Asamblea Municipal, está el acceso a todas las instituciones que la integran para ventilar y dar solución a los problemas de la comunidad. Salud Pública es una de ellas. 

Este consultorio, inaugurado en el año 1992 como parte de un programa para llevar los servicios de salud al corazón mismo de la comunidad, prestó servicio hasta el año 2001, cuando fue cerrado por Salud Pública luego de que el doctor radicado en el mismo fuera a cumplir misión médica a Venezuela.


Luego de 15 años sin prestar servicios, va siendo hora de que Salud Pública decida qué hacer con el local; si reinstalar un médico que brinde servicio a la comunidad, o asignarlo a alguna de las miles de familias que actualmente se encuentran necesitadas de vivienda.   

VIDEOS