miércoles, 24 de febrero de 2016

Multan a libreros de Plaza de Armas en La Habana

Podrían cerrar la venta de libros en el casco histórico.
Por Mario Hechavarría Driggs/ HABLEMOS PRESS.
LA HABANA.- Inspectores de la Oficina Nacional Tributaria (ONAT) de Cuba, impusieron multas a ocho vendedores de libros del Centro Histórico de la ciudad.
La inspección estatal tuvo lugar en horas de la mañana del pasado 11 de febrero en la  Plaza de Armas del municipio la Habana Vieja.
Las multas fueron de 1500 pesos para los que vendían libros recién publicados por editoriales cubanas.
José Cortina Valdés, uno de los multados, expresó a este reportero: “Aquí ya no se puede vender. Primero, el turismo no está comprando; segundo, los impuestos que pagamos a la oficina del Historiador de la Ciudad por utilizar el parque, son muy altos; tercero, los inspectores están arriba de ti supervisándolo todo y, cuarto, hay que pagarles a los vecinos de la zona para que nos guarden los libros hasta el día siguiente. En resumidas cuentas, el dinero que se gana no alcanza para cubrir los gastos”.
Se ha difundido el rumor, entre los vendedores, de que la Oficina del Historiador de la Ciudad tiene planes de trasladarlos desde Centro Histórico hasta un local apartado.
Ante esta posibilidad, Cortina Valdés expresó: “Eso sería el fin de este negocio, nosotros vendemos porque estamos ubicados en un buen lugar, si nos sacan de aquí para un local cerrado, perderemos la clientela, que es el turismo, y sin él no vale la pena vender libros viejos”.
Debido al bajo poder adquisitivo de la población cubana, estos libros, vendido a precios entre los 10 y los 30 cuc (incluso más), la clientela del mercado de libros de uso en este sitio la integran exclusivamente los turistas extranjeros. 

En la  Plaza de Armas decenas de trabajadores por cuenta propia venden libros de uso y otras antigüedades  a los turistas.

VIDEOS