miércoles, 24 de febrero de 2016

Está cambiando la prensa oficial en Cuba

Un anciano vende la prensa estatal en las calles de la capital. Foto/ Elio Delgado

Por Dr. Eduardo Herrera/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Desde hace un tiempo a la fecha, se ha visto ciertos cambios en la prensa cubana estatal. De una prensa crítica solo hacia el exterior, y únicamente tratando de resaltar las supuestas ventajas del sistema de gobierno que impera en la Isla, ha ido convirtiéndose en una prensa que refleja más algunos problemas de interés para nuestra propia sociedad.
Aún no se abordan los temas sociales que más afectan a los ciudadanos, con una verdadera transparencia, desenmascarando a los verdaderos responsables de lo que está ocurriendo y sin cargar de culpas al propio pueblo, víctima de más de medio siglo bajo la misma administración.
En los espacios noticiosos, fundamentalmente las revistas informativas de la mañana y la tarde, se exhiben programas donde se abordan temas de interés social. Programas como “Con Sentido Propio” y  el mencionado “Cuba Dice”, han sido los más relevantes en abordar temas que nunca se habían tocado, al menos en la televisión.
En la radio y la prensa escrita, ya se habían adelantado a tratar temas “sensibles”, como suelen decirle en los medios oficiales. El programa “Papelitos hablan”, donde un periodista muy osado se ha expresado de manera crítica a favor de los ciudadanos que habían sido afectados por alguna entidad estatal.
Ejemplo en la prensa escrita es la sección Abre Cartas, del periódico Trabajadores, que se ha encargado de expresar, de manera muy cuidadosa, el sentir de algunos ciudadanos ante los problemas que les atañen. Siempre cuidando de no involucrarse mucho, cuando las quejas emitidas critiquen abiertamente al Estado.
Con la aparición de los llamados “paquetes” (recopilación de programas variados que se trasmiten en la TV por cable, difundidos en gran parte de la población e Internet, que aunque muy restringida aun para el uso libre de la población ha abierto un horizonte en el conocimiento general de la situación política, económica y social, del mundo), la prensa oficialista se ha visto obligada a métodos de trabajo más realistas.
También, en estos cambios ha influido la creciente prensa independiente, que no tiene ataduras con el gobierno y expresa el sentir de inconformidad de las masas, las violaciones de los derechos elementales y el interés de los ciudadanos en general. A ella se debe que algunas noticias escondidas tengan que salir a la luz.
En mi opinión, la prensa cubana tendrá que seguir cambiando, en correspondencia con la exigencia de un pueblo que cada día recibe y exige más información como un derecho, haciendo valer el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que dice:

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

VIDEOS