viernes, 19 de febrero de 2016

Despreocupación por prisionero enfermo

Prisioneros en una cárcel cubana.
Por Magaly Norvis Otero Suarez/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- El recluso José Luis Díaz Lebrillo enfrenta actualmente serios problemas de salud. Situación que, según informaron prisioneros de la cárcel Combinado del Este, lo hace incompatible con el sistema carcelario cubano.

Rodolfo Harrison Larín ilustró -en un contacto telefónico establecido desde la prisión- las condiciones de salud en que se encuentra Díaz Lebrillo, y la escasa atención médica que recibe el reo, cuyas extremidades inferiores le fueron amputadas debido a una gangrena provocada por la Diabetes Mellitus en 3er grado que padece.

“Además de la Diabetes, José Luis padece de múltiples enfermedades como Hipertensión arterial, Gastritis crónica, Asma bronquial y las autoridades penitenciarias le continúan negando la licencia extrapenal. Tampoco le dan atención médica adecuada”.

En su testimonio, Harrison detalló que podrían mencionar cientos de ejemplos de reclusos enfermos que permanecen en prisión, pero la lista sería interminable, y también de los actos violatorios, de la violencia policial, las brutales golpizas y aberrantes torturas perpetrados por las autoridades carcelarias.

“Lo más doloroso de toda esta historia es que los organismos de control interno y la dirección del penal conocen la situación de Lebrillo y le continúan dando largo al asunto”, confirmó Harrison.
Por otra parte, Javier Porro Viera, también recluso, comunicó que gracias a la ayuda de los compañeros de celda, la vida de Díaz Lebrillo resulta menos sufrida.

“El estado de salud en que se encuentra es deprimente. Para realizar sus necesidades tiene que auxiliarse de otros penados, para que no tenga que arrastrarse hasta el baño. Porque no cuenta con un sillón de ruedas para moverse”, dijo Porro Viera.

Sonia Lebrillo, tía materna del recluso, informó que su sobrino tiene graves problemas de salud y expresó que en tales condiciones no debería permanecer recluido.  

“Yo sí conozco que Luis tiene muchísimos problemas de salud, y que le amputaron ambas piernas. En lo personal, yo no he hecho ninguna gestión para solicitar una licencia extrapenal para él. Hace mucho tiempo nosotros no tenemos contacto”. 
 

Díaz Lebrillo, de 48 años de edad, que cumple una sanción de 20 años de privación de libertad, a los que fue condenado por delitos de Hurto y Apropiación Indebida, se encuentra confinado en la celda número 2432, 4to piso sur del edificio 2, en la prisión de máxima seguridad Combinado del Este, en La Habana.

VIDEOS