martes, 5 de enero de 2016

Violencia de género y sus consecuencias en Cuba

Las autoridades en la cárcel le notificaron a Suárez que tiene VIH/SIDA.

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Tras ser acuchillado por su ex pareja, Ismel Suárez Suárez, de 29 años de edad, fue condenado a un año por el delito de lesiones y desterrado de la capital cubana.

El hecho ocurrió el pasado mes de diciembre de 2014 en el municipio Marianao, donde residía con su familia.

Suárez tuvo una discusión con su ex pareja, Yadesis Concepción Hernández, con la que tiene un hijo.

El ahora reo admitió haberle pegado primero a su ex, lo que desató la pelea y que Hernández lo apuñalara. Por la gravedad de la herida, Suárez fue hospitalizado por una perforación en el duodeno y operado en varias ocasiones.

El 17 de julio de 2015, Suárez recibió su sentencia de un año por el Tribunal de Marianao y Hernández dos años del trabajo a la casa.

Fueron infructuosos los intentos para comunicarnos con Yadesis Concepción Hernández, y que diera su versión de los hechos.

La nueva pareja del condenado, Yanelis Iralda Guilarte, dijo que ella quiere saber lo menos posible del caso, y aseguró que “toda esta pelea se debió a celos”.

Explicó: “Los análisis míos y de mi hijo (de dos años) dieron negativos en las tres ocasiones que me han hecho. Estoy muy preocupada, y como loca, porque a mi esposo no le han hecho los análisis”.

Suárez se encuentra actualmente confinado en una celda de castigo de la cárcel Canaletas, en la provincia Ciego de Ávila, a 500 kilómetros de la capital cubana. Allí permanece desde el 12 de diciembre de 2015, recibiendo de las autoridades carcelarias una desagradable sorpresa: la notificación de que era un posible infectado con el virus del VIH/ SIDA.


El recluso solicitó que lo trasladen a un Hospital para que le hagan análisis  de verificación, pero sus celadores se niegan. 

VIDEOS