miércoles, 13 de enero de 2016

Otra mentira del Dr. Roberto Morales Ojeda, Ministro de Salud en Cuba (+Audio)

Imagen tomada del discurso pronunciado por Dr. Roberto Morales Ojeda. Foto/HP

Por Magaly Norvis Otero Suárez/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- En recientes declaraciones, el Ministro de Salud Pública, Dr. Roberto Morales Ojeda, expresó a los medios de comunicación nacional que en las farmacias no hay escasez del producto Hipoclorito de Sodio, utilizado para la purificación del agua.
Sin embargo, las investigaciones de HABLEMOS PRESS arrojan un resultado totalmente diferente. De las 30 farmacias encuestadas ―vía telefónica― en los diversos municipios de la capital, un 60% declaró la falta de dicho producto.
Los establecimientos consultados que manifestaron no contar con la sustancia fueron: Los dispensarios ubicados en los municipios habaneros Cotorro (Calle 101, No. 819, y Edificio 24, La Portada), Guanabacoa (Calle C y A, La Gallega, y Avenida Rotaria No. 674), San Miguel del Padrón (Central No.14913, y 3ra y California), 10 Octubre (Calzada de Luyano, No. 7, y Vía Blanca No. 2228), Boyero (Calle A y 10, Altahabana), Plaza de la Revolución (Ave. Universidad No 468; Calzada No. 716, y calle 12, No. 452), Marianao (Calle 100 No. 3502, y calle 218 No. 7501), Playa (Calle 28, No. 4103, y  avenida 19 No. 4223), La Lisa (240 y Avenida 39, San Agustín, Habana del Este (Avenida 23 y 418, Planta Alta, y Micro X, Alamar).    

OÍDOS HACEN FE

Pulse el Audio  para escuchar algunas de las respuestas obtenidas en las farmacias.

Mediante una llamada a la Distribuidora Regional de Medicamentos, sita en calle Infanta No. 466, esquina a San Lázaro, en Centro Habana, recibimos la aseveración, por parte de la persona que nos atendió, de que todos los establecimientos del municipio estaban abastecidos con Hipoclorito. “Ninguna farmacia del municipio Centro Habana puede decir que no tiene Hipoclorito de Sodio, todas fueron abastecidas en la mañana de hoy, 7 de enero”, confirmó la encargada de distribución de manera descompuesta.

Se pudo comprobar que doce de las farmacias contactadas, de las 23 con que cuenta el municipio capitalino, tenía el producto en existencia.
Esta sustancia (Hipoclorito de Sodio) es recomendada por las autoridades sanitarias para evitar la contaminación con enfermedades diarreicas y otras epidemias cada vez más comunes en el entorno nacional, como es el caso del Cólera.
“En Cuba, se trata de un producto priorizado que no puede faltar bajo ningún concepto ni por un día en las farmacias ni en los hogares”, dijo un médico consultado, que no quiso se revelara su nombre. 
OTRAS OPINIONES
Marta Carmona, vecina de reparto La Victoria, en Centro Habana, expresó que “la gente compra el Hipoclorito de Sodio por cantidades; es barato, un frasco de 120 ml tiene el valor de un peso moneda nacional y se emplea en varias cosas, yo misma lo uso para desinfectar y limpiar el baño, pero no para purificar el agua”.
Otras mujeres consultadas en el barrio La Victoria alegaron no conocer el producto ni su uso.
Varias personas consultadas al azar alegaron comprarlo para desinfectar sus casas, pero no para purificar el agua.

Según la enciclopedia cubana EcuRed, el Hipoclorito de Sodio es un compuesto oxidante de rápida acción, utilizado a gran escala para la desinfección de superficies, de ropa hospitalaria y desechos, descontaminación de equipos y mesas de trabajo resistentes a la oxidación, eliminación de olores y purificación del agua de consumo humano. Su disolución en agua es conocida popularmente como, Cloro y Lejía.

VIDEOS