jueves, 10 de diciembre de 2015

Vecinos de Barandilla opinan sobre la vivienda en Cuba

Afirman que es catastrófica su situación en el país.
Dr. Eduardo Herrera/ HABLEMOS PRESS.
LA HABANA.- Uno de los edificios dados como terminados recientemente en la calle 158 entre 33 y 33ª, se les entregó a sus nuevos habitantes de la nueva comunidad de Barandilla, en la zona limítrofe del municipio Playa con el de La Lisa, en esta capital.
Pero fueron adjudicados sin la terminación requerida. Es algo que como norma carece la mayoría de los vendidos a la población tras 57 años de gobierno “revolucionario” en el poder.
“Son declarados habitables, pero los apartamentos no tienen el piso cubierto con losas, y las cocinas y los baños están sin terminar”, nos  confía una licenciada en enfermería con más de 28 años de trabajo. Por causa del derrumbe de su antigua vivienda, ella vivió 14 años en un improvisado albergue.
Los nuevos habitantes cuentan como en un edificio cercano, donde todos los inquilinos son militares, la situación es bien diferente. Les entregaron los apartamentos con todas las condiciones requeridas en una nueva vivienda. Es otro ejemplo de cómo los militares disfrutan beneficios muy por encima de los miembros de la sociedad civil. Sin embargo, estos son los que brindan el mayor aporte a la sociedad, incluidos los que subvencionan a la casta militar.
Las personas a quienes se  les dio la “oportunidad” de  habitar esos apartamentos llevaban mucho tiempo viviendo en albergues, un gran número de ellos hasta más de 20 años. A diferencia de otros países pobres, en Cuba es común que trabajadores, e incluso profesionales bien calificados, no tengan donde vivir.
A muchos de los habitantes del vecindario les llama la atención el reportaje que hizo allí el periodista Boris Fuentes, de la Televisión Cubana. Hace unos meses, tras la entrega de un número de nuevas viviendas a personas  sin hogar, filmó el trabajo allí, resaltando que el Estado cubano se preocupaba por dar solución a la precaria situación de la vivienda que sufre el pueblo.
Después de haber vivido durante tanto tiempo en condiciones deplorables, algunos de los entrevistados por el comunicador agradecían tener la oportunidad de un apartamento, aun sin las condiciones imprescindibles y  en la obligación de pagarlos.

Más sobre el reportaje también quedó la opinión inconforme de algunos vecinos: “No refleja la realidad de la situación de la vivienda en la isla, y mucho menos cómo piensan verdaderamente de ese problema los ciudadanos”, concluyeron.

VIDEOS