miércoles, 2 de diciembre de 2015

La truncada emigración cubana

Mandatarios del continente son cómplices del gobierno de la isla para obstruir paso de emigrantes cubanos hacia los Estados Unidos.

Por Dr. Eduardo Herrera/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Hay abierta confabulación de algunos gobernantes centro y sudamericanos con el régimen de Cuba. Lo ayudan a interceptar la creciente emigración de cubanos en su ruta a través de diversos países del área centroamericana, rumo a los Estados Unidos.

Los mandatarios de toda el área hacen oídos sordos a la  crispante situación estancada,  sin salida a la vista, que constituye la verdadera Cuba y que fuerza esas salidas. No está dentro de sus prioridades la situación en que se encuentra el pueblo de la isla, sufriendo por un régimen totalitario de más de medio siglo. Por el contrario, toman medidas restrictivas con los cubanos que huyen de ella, buscando libertad.

Sin respetar a mujeres y niños, el mandatario Daniel Ortega  autorizó que la soldadesca lanzara gases lacrimógenos y balas de goma a los cubanos que intentaron cruzar  la frontera para seguir viaje hacia los EEUU. Con este reciente escándalo desatado por los miles de  nacionales a los que permanentemente se les impide cruzar la frontera de Costa Rica hacia ese país, se pone de manifiesto el verdadero rostro “democrático” de esos gobiernos del área.

Otro recién confabulado en esta componenda con el gobierno cubano es Enrique Peña Nieto, mandatario de México. Hace poco se reunió con Raúl Castro y ambos tomaron acuerdos sobre el tema migratorio. Y como consecuencia, en el presente se le niega al tránsito por su territorio a los emigrantes cubanos.

Por último, el gobierno ecuatoriano declaró que  a partir de  enero los isleños  tendrán que solicitar una visa para ingresar a su país.

Desde  hace algunos años, por tener visado libre, viajar a Ecuador  era el método más utilizado por los prófugos de la mayor de las Antillas. Era una vía un poco más segura de marchar a los Estados Unidos que el uso de embarcaciones precarias para cruzar el estrecho de la Florida.

A miles de jóvenes balseros les  costó la vida el intento de  escapar por mar del país. Debería  ser un peso en la conciencia de quienes a capricho tienen a la mayoría del pueblo cubano en la miseria y sin esperanza de una mejoría. Más, con sus represivas acciones, a diario se comprueba que evaden la responsabilidad de esa dura realidad.

Para colmo, el gobierno de la isla culpa a la Ley de Ajuste Cubano de los EEUU como la responsable de que muchos quieran marcharse hacia ese país. Y hasta se cuestionan por qué esta ley no se aplica para todos los países de Latinoamérica.

Ciertamente, a los habitantes de la isla que llegan al territorio norteamericano esa ley les otorga facilidades de residencia inmediata. Mas, a diferencia de los demás latinoamericanos, de Cuba se huye porque el Estado es totalitario, dueño de todo e impositor de la pobreza permanente.

Además, muchos de los cubanos que emigran son profesionales y trabajadores que no sólo marchan para residir en los Estados Unidos. Con tal de escapar de un destino de pobreza y precariedad, lo harían hacia cualquier otro país. Les basta saber que en el mismo se pueda llevar una vida digna, y progresar por medio de su trabajo. Esto es  algo que resulta imposible bajo el régimen de La Habana, donde el salario medio promedio es de 20 dólares al mes.

Pero mientras los ciudadanos de Cuba tratan de escapar y emigrar a como dé lugar, organismos internacionales como  la OEA y la ONU no  intervienen en esta crisis humanitaria. Si en países como Siria e Iraq las personas emigran para  evadir la guerra y a ISIS, que asesina a mansalva, en nuestro país los ciudadanos lo hacen porque con las condiciones de esclavos a la que están sometidos, es como si estuvieran muertos en vida, como vivir permanentemente sin futuro.


Muchos de los mandatarios y organizaciones que elogian el supuesto  nivel de vida de  Cuba,  también se sirven de los servicios de salud y educación que les ofrecen los gobernantes del régimen. Sin embargo, les queda la asignatura pendiente de analizar a fondo la verdadera razón de esta creciente estampida de ciudadanos cubanos hacia a los EEUU. 

VIDEOS