sábado, 12 de diciembre de 2015

¿Béisbol o Fútbol?

El más universal de los deportes, día a día gana terreno entre los cubanos, y el “Clásico” entre el FC Barcelona y Real Madrid enciende la pasión, como lo hacía antes un Play Off entre Santiago e Industriales.
Por Yixander Doimeadiós/ HABLEMOS PRESS.
LA HABANA.- Si hiciéramos una encuesta a nivel nacional, sobre cuál es hoy el deporte más popular en Cuba, muchos entrados en años te dirán que “la pelota”, como la llamamos los cubanos, pero si haces la pregunta a un adolescente, entonces es más probable que se incline por el fútbol.
Desde hace algunos años, el béisbol ha ido perdiendo terreno en la preferencia de los cubanos, no solo por los malos resultados a nivel internacional, sino también por la gran oleada de talentos que han decidido ir a jugar más allá de nuestras fronteras, menguando de esta manera el deseo del aficionado de ir a los estadios.
Malas decisiones a la hora de conformar los equipos Cuba, el abandono de los campos de pelota, problemas con los uniformes, el alojamiento y el transporte, son temas recurrentes en las reuniones de atletas y del INDER (Instituto Nacional de Deporte y Recreación).
Se escogen directores para la selección nacional por su afinidad política, y no por sus méritos y conocimientos sobre el deporte de las bolas y los strikes, lo que provoca que los jugadores no apoyen a su DT.
Por otra parte, el más universal de los deportes día a día gana terreno entre los cubanos, y el “Clásico” entre el FC Barcelona y Real Madrid enciende la pasión como lo hacía antes un Play Off entre Santiago e Industriales.
Pero con el tiempo todo cambia, y solo hay que salir a la calle un día cualquiera y podremos apreciar en automóviles, bici taxis y demás, un  sinfín de banderas y pegatinas de clubes de fútbol, aunque también se aquilatan entre la multitud centenares de camisetas deportivas, sobresaliendo claro está, las del Barza y el Madrid.
En las esquinas se escuchan acaloradas discusiones sobre qué jugador es el mejor del mundo; unos que Messi, otros que Cristiano Ronaldo, pero no queda allí la discusión, sino que incluso se habla de cuánto ganan al año, cuantos balones de oro tiene cada uno, en fin, se percibe un vasto conocimiento de estadísticas y pormenores de este deporte en comparación con el béisbol.
Incluso la famosa esquina caliente del Parque Central ha perdido ímpetu, e incluso ya no solo se habla de pelota, sino que el balompié como intruso ha comenzado a ganar protagonismo.
Si no se toman medidas para rescatar nuestro pasatiempo nacional, el fútbol pasará a ser el nuevo deporte de los cubanos, para tristeza de muchos que aún guardan memorables momentos de nuestro béisbol, como aquel jonrón de Agustín Marquetti en el estadio Latinoamericano que le dio el campeonato a Industriales en la Serie Nacional del 1986.

Mientras el fútbol solo nos seduce con sus cánticos y juego bonito, recordándonos que desde 1938 Cuba no participa en una Copa Mundial. Por ahora, solo tenemos la esperanza de que las nuevas generaciones de futbolistas nos den una alegría en este sentido.

VIDEOS