miércoles, 16 de diciembre de 2015

Ausencia de jabas en las Tiendas Recaudadoras de Alamar

Una anciana jubilada vende jabas para sobrevivir a la puerta de un mercado en Centro Habana. Foto/ Elio Delgado.

Por Joisi Jaramillo/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Habitantes del Este de La Habana se quejan de la escasez de bolsas para  las compras en las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) con pago en moneda libremente convertible. Esto representa una doble incomodidad cuando hay que trasladar los artículos hacia sus hogares.

En la localidad de Alamar, perteneciente al municipio Habana del Este, Idania Valerino, vecina del edificio 39ª, comenta que: “Hace tres días atrás fui a la Tienda Falcón. Allí hice una pequeña compra, pero al pasar por la caja, la dependiente me informó que no tenía bolsas para llevar lo comprado”.

“En muy buena forma y con el objetivo de ayudarme, me dijo que al bajar las escaleras del local, allí estaba un abuelito que siempre tenía bolsas para vender. Al mirar para el lado opuesto, vi un  quiosco de cárnicos del Estado y cobrando en moneda nacional. Pertenece al mismo mercado donde se adquiere la canasta básica para los recién nacidos, también con jabas necesarias para las compras. Y yo me pregunto ¿cómo es posible que particulares y los establecimientos en cup posea dichas jabas y una tienda en cuc no?”.

Una vecina cercana a la mencionada tienda, y que se negó a dar su nombre por temor a represaría, argumentó que la falta de bolsas de nailon en Alamar era general, en todas sus tiendas, ya que el mercado negro las acaparaba para la venta ilícita. Y que eso era posible por algunos tenderos y administrativos son los que se encargan de facilitárselas a los particulares.


“Yo tengo una amiga que las compra en la tienda “El Progreso”, y luego las revende en las afueras de los mercados. Es  inaudito que después de una compra en moneda convertible, el cliente tenga que adquirir aparte las bolsas, o traer las propias, para poder acarrear con la factura. Todo por la falta de conciencia y la búsqueda del enriquecimiento entre las personas encargadas de hacerle entrega al consumidor de sus bolsas cuando compra”, concluyó la señora.

VIDEOS