lunes, 28 de diciembre de 2015

Arrestan a vendedor de estupefacientes que vendió drogas a menores

Escuela Secundaria José María Heredia, en Santo Suárez. Foto/ Carlos Ríos.

Por Jaime Leygonier/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Por presunta venta ilegal de medicamentos agentes policiales arrestaron a Robertico” Paterson el pasado miércoles. De inmediato se produjo el allanamiento y registro de su vivienda, sito en Flores número 511, en el “Solar de la Margarita”, Santos Suárez, municipio 10 de Octubre.
 
Se confiscaron medicinas, dinero y un talonario de recetas en blanco y acuñadas.

La opinión pública relaciona su pronta detención con el conocido incidente de dos niñas que se drogaron en una escuela cercana, la “José María Heredia”, cita también en Santo Suárez.

La operación policial y sus circunstancias fueron públicas. Sobre el suceso informan muchos espectadores y vecinos. Sus versiones concuerdan, más que temen dar sus nombres.

Paterson permanece detenido bajo interrogatorio. Con posterioridad, los agentes de la represiva interrogaron o arrestaron a empleadas de  farmacias cercanas en 10 de octubre.

Los recetarios son rigurosamente controlados por las autoridades del Ministerio de Salud Pública. Los entregan personalizados y en escaso número a los doctores.

Se ignora si el médico involucrado quedó fuera de sospecha y si otros empleados de Salud Pública resultarán implicados.

Un testigo anónimo refiere que en la mañana del operativo tres jovencitas con batas sanitarias, enviadas por miembros del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) de la Policía, fingieron ser clientes y en plena calle solicitaron a Paterson fármacos de empleo recreativo, restringidos por peligrosos.

Agregó el testigo que Paterson las condujo a su vivienda y se los vendió. Regresó a la calle y de inmediato numerosos agentes del DTI y de la policía lo arrestaron en la esquina de la farmacia de Zapotes y Flores. Después, rodearon su vivienda hasta que efectuaron el registro.

Desde octubre pasado las boticas están bajo vigilancia policial por un desfalco millonario en su red municipal. El comercio de medicamentos en bolsa negra se abastece de farmacias y hospitales y se relaciona con el creciente abuso recreativo de fármacos por los adolescentes.

“Robertico” es muy conocido y temido en el vecindario, donde los rumores concuerdan en creerlo vendedor de medicinas en bolsa negra. Consideran que hasta el presente era protegido por la policía. Comerciaba abiertamente y  salió impune de varios hechos. Lo que “lo perdió” fue la venta a menores.


En plena clase de 7mo grado las dos niñas, una de 12 años de edad mostraron síntomas de intoxicación y requirieron atención médica. Eso inició la investigación, durante la cual ambas escolares declararon haber recibido las pastillas de un jovencito, y éste dijo habérselas comprado a “Robertico”. 

VIDEOS