jueves, 10 de diciembre de 2015

Angustioso viajar en Navidad para la mayoría de los cubanos

Los oportunistas elevan a 25 dólares el importe de transporte por persona, y sin incluir el costo del pasaje.

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Cubanos residentes en la capital y otras provincias sufren los incrementos de precios de quienes se aprovechan de las oportunidades y la escasez de transporte público interprovincial en la isla.

A una familia de tres personas, para viajar a las provincias del centro o el oriente de Cuba los pasajes cuestan entre los 75 y 100 dólares, aseguran varios consultados.

Viajar a ciudades como Holguín, Santiago de Cuba, Guantánamo o Bayamo, en provincia Granma, previamente requiere integrar una larga lista de espera en cualquiera de las terminales de ómnibus, ferrocarriles o aérea del país.

Para la tentación de esquivar estas listas están los especuladores (generalmente son empleados de las terminales). Consiguen los pasajes a precios oficiales, que de por sí ya en el presente no resultan asequibles para un trabajador cubano promedio, ganando unos 20 dólares mensuales, y se los venden más caros a los desesperados por viajar.

Las personas más afectadas por este tráfico de influencias son los de la tercera edad, que reciben como jubilación entre 6 y 8 dólares al mes.

Debido a tan elevados precios, miles de personas de todas las edades se ven obligados a aguardar por las listas de espera, en la esperanza de pasar el fin de año con sus familiares.

En el presente, la isla cuenta con 11,2 millones de habitantes. Según datos del Ministerio del Trasporte, unos 4.5 millones de personas viajaran de diferentes provincias a la capital y viceversa en este año.

El sistema  ferroviario de Cuba es el medio de transporte más utilizado. Circula desde Guane, al occidente de la provincia Pinar del Río, hasta la bahía de Guantánamo, en el extremo oriental del país. En total, de un lado al otro recorre unos 900 kilómetros.

La mayoría de las veces, un viaje de La Habana a Guantánamo  implica entre 14 y 30 horas de viaje debido a lo malas condiciones de las vías. Además, ocurren constantes roturas de las locomotoras diesel utilizadas para el recorrido.

Tampoco en los trenes son mejores las condiciones de transporte para el público. Hay escasez de agua y alimentos, y reinan los insectos y el mal olor.


Otros medios de transporte utilizados, contando con un mejor servicio, son los ómnibus Yutong, recorriendo varias provincias. También están los camiones privados, muy utilizados en los últimos 5 años. Finalmente, hay una minoría de la población que  puede elegir los vuelos aéreos nacionales. Está compuesta por ciudadanos que cuentan con recursos para vivir por encima de la media nacional.

VIDEOS