jueves, 10 de diciembre de 2015

17 de Diciembre: No se aprecia transformación importante en Cárdenas

Tras restablecer relaciones con Estados Unidos, Cuba sigue sin emprender cambios imprescindibles.

Por Oscar Sánchez Madan/ HABLEMOS PRESS.

MATANZAS.- Tras un año del restablecimiento de relaciones con Estados Unidos: “No se aprecia ninguna transformación importante”. “Nada hay de nuevo en las esferas económica, política, y social”, expresaron algunos residentes en Cárdenas, provincia de Matanzas.

“Desde que se habló sobre el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba, el 17 de diciembre, todo sigue igual, o hasta peor. Por ejemplo, aquí (Cárdenas) la fábrica de ron José Antonio Echeverría disminuyó la producción destinada al interior del país”, explicó Hortensia Alfonso Vega.

Según afirma Alfonso Vega, en dicha urbe se derrumbaron las edificaciones de la Facultad Obrero Campesina “José Antonio Echeverría”, y del cine “El Modernista”. Además, señaló, el círculo infantil “Fermina” está en muy mal estado, y se encuentra abandonada el área que ocupaba el Hotel Europa, demolido después de otro derrumbe también parcial.

“Para colmo, permanecen casi vacíos los agro-mercados donde el gobierno comercializa productos del campo. Una parte de las pocas mercancías que se venden frecuentemente están  en mal estado. Eso perjudica a la población, por lo que las personas de menos ingresos monetarios protestan con razón”, indicó Alfonso Vega.

Por su parte, Roderick Arias Alfonso, declaró que se ha multiplicado la cifra de jóvenes decepcionados con el sistema político imperante en la ínsula, y se marchan al extranjero. 

Arias Alfonso manifestó que los muchachos no soportan el permanente estado de bajos salarios,  escasez de empleo. Y se sienten  excluidos con el condicionamiento político previo que se les exige para poder laborar en empresas que pagan salarios aceptables.

El joven, de 25 años, dijo que no es fácil para la juventud vivir en una ciudad como Cárdenas, donde para beneficiarse de la mayoría de las opciones recreativas hay que pagar altas sumas de dinero.

Enfatizó que en lugares con restaurantes, bares y piscinas particulares, se ofrecen servicios de calidad; pero los precios son demasiado elevados.

Apuntó que las expectativas de mejoramiento de las condiciones de vida que animaron al pueblo cubano, tras el anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, se han ido apagando.


“Por eso creo –dijo- que lo que necesita nuestro país son profundos cambios políticos y económicos, que deriven en el rescate de nuestros derechos y libertades”.

VIDEOS