sábado, 28 de noviembre de 2015

Roban equipos electrodomésticos en tienda del vedado habanero

El robo ocurrió a pocos metros de edificios militares custodiados por cámaras de vigilancia y guardias de seguridad personal.

Por Dr. Eduardo Herrera/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Un robo de equipos electrodomésticos tuvo lugar el pasado domingo 15 de noviembre, en la tienda “Línea y 12”, ubicada en el Vedado capitalino. Hasta el momento continúan las investigaciones, sin que la Policía haya capturado a los responsables. 

Los vecinos del lugar comentan que tiempo atrás, hechos como este no ocurrían en la zona.

En los últimos años se desatan periódicas olas de robos, dando una medida de cómo está la delincuencia en Cuba.

Este tipo de delito no sólo aumenta en el sector estatal, sino también en el área privada. Y hallar a los culpables se hace más difícil por el desinterés de las autoridades. En ocasiones muestran total apatía por cumplir con su deber y proteger los bienes de los ciudadanos.

Es muy singular que los dos últimos meses de cada año, probablemente por la proximidad de las fiestas navideñas, también aumentan los asaltos o robos con violencia. Estos peligros se tornan más graves aun en un país donde los medios nacionales omiten  estos hechos, o niegan su existencia o afirman que los índices en este fenómeno delictivo están muy por debajo del de otros países.

Esta imagen paradisíaca de tranquilidad ciudadana logra alcanzar difusión en diversos medios de información internacionales. Sin embargo, la miseria existente en gran parte de la población es el factor fundamental que provoca inestabilidad y el peligro de los criminales. Contribuye a que cada día aumente la inseguridad de las personas, y sin que esto tenga una solución enérgica,  inmediata y permanente por parte de las autoridades.

En Cuba sufren permanente miseria los desempleados y los obreros que tradicionalmente son afectados en el mundo. Mas, a diferencia de otros países pobres, y debido a la baja remuneración que  perciben (con un salario medio aproximado de 20 dólares al mes), también los profesionales pueden verse bordeando la indigencia, y en ocasiones habitando en viviendas improvisadas. Tal es el caso de diversos empleados en la salud. Sin embargo, según las autoridades, este es un sector de grandes logros  en el país  e internacionalmente.


Todo lo anterior denota  cómo se deteriora la situación en la isla a partir de la insuficiente economía familiar. En este enrarecido medio, muchos ven el robo, y no el trabajo, como el único medio de sobrevivir.

VIDEOS