jueves, 19 de noviembre de 2015

Noches traviesas, la ocasión hace al ladrón

Parque de La Normal. Foto/HP

Por Arián Guerra Pérez/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Individuos de todo tipo se reúnen en aceras  y sombras de los árboles del parque de La Normal, situado entre las calles Manglar y Amenidad, municipio Centro Habana,  asechando con gestos sospechosos a personas que pasan por  los alrededores. 
 
Son elementos oportunistas que se aprovechan de lo transitable de este prado, y de personas de diferentes géneros a las que arrebatan carteras, teléfonos móviles o cualquier objeto a la vista. 

Así lo confirmó Iván Durtilia Hierrezuelo, quien trabaja hace cinco años como Guarda-parque: “Las autoridades deben apoyar más el cuidado de los ciudadanos en las calles, ya que se han perdido costumbres, la educación y protección de espacios públicos”.

Este terreno es extenso y fue diseñado para el esparcimiento de niños, jóvenes y adultos. No cuenta con el alumbrado adecuado y con condiciones óptimas para realizar actividades deportivas; principalmente a pocos metros del parque se perciben dos escuelas, una primaria, la (Ngyen Van Troy), la otra es una escuela pedagógica (Fulgencio Oroz Gómez) y la 4ta Unidad de la Policía Nacional, donde, al decir de Durtilia Hierrezuelo, deberían asignar un personal para este parque. 
 
Comentó también el guarda-parques que sucedió un caso con un joven que le faltó el respeto y al salir en ayuda de un policía que por allí pasaba, este expresó: “No estoy de turno, así que búscate otro oficial”.


Este lugar también es un cementerio de santería donde muchas personas entierran o dejan restos de animales, que en pocas horas desprenden malos olores, contaminando el aire y poniendo en riesgo la salud de los adultos y niños que frecuentan los alrededores. 

VIDEOS