jueves, 19 de noviembre de 2015

La Habana: insalubridad en la calle Salud

Así permanecen la mayoría de las calles cada semana. Fotografía tomada por el autor.
Por Yixander Doimeadios/ HABLEMOS PRESS.
LA HABANA.- La calle Salud, en el municipio capitalino de Centro Habana, contradice el sentido de su propio nombre al constituir uno de los paisajes urbanos más sucios y decadentes de toda la urbe.
Desde su bocacalle, en la céntrica avenida Galiano, escombros, desechos y tanques repletos de inmundicia semejan un entorno devastado por la guerra, el hambre y las plagas.
Hay edificios agujereados como si imaginarios misiles los hubieran impactado, y aceras con huecos de más de un metro de profundidad que nos recuerdan las trincheras de Stalingrado.
Abundan también los balcones a punto de caer, que brindan una inmediata sensación de peligro, levantando, en aparente señal de rendición, sábanas blancas que en ocasiones revelan las intimidades de la noche.
El panorama muestra niños que se disputan descalzos un balón de fútbol agujereado, o jugando a las escondidas detrás de muros que dejan al descubierto sus entrañas, viejos ladrillos de más de un siglo de antigüedad.
En la intersección con la calle Manrique se ve un mar de flores, velas, estampillas y otros objetos religiosos que expenden en los laterales de la iglesia de la Caridad del Cobre, que Juan Pablo II visitara en el año 1998.
Un ensordecedor martilleo desde Manrique hasta San Nicolás, por las reparaciones que hacen de las calles, mezclado con pregones de todo tipo, alguna pelea de ratas, es también parte de la experiencia.

Desde Galiano hasta Belascoaín existen nueve cafeterías, tres agro mercados, igual número de bodegas, dos carnicerías y dos restaurantes, una panadería y un bar, excluyendo los más de veinte puntos de venta de flores y objetos religiosos. Todos aportando suciedad.

VIDEOS