lunes, 19 de octubre de 2015

Investigan desfalco de tres millones en varias farmacias habaneras

Farmacia,  situada en Calzada de Luyano 7, donde ha ocurrido uno de los desfalcos.

Por Jaime Leygonier/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- El Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) y la Policía Nacional arrestó e interroga actualmente a un número no determinado de administradores y empleados farmacéuticos, por el desfalco de casi 3 millones de pesos en la red de farmacias del municipio habanero de Diez de Octubre.

Según familiares de algunos arrestados, quienes no precisaron los nombres y datos de sus seres queridos por orden de agentes del DTI, el arresto de los sospechosos tuvo lugar el sábado 26 de septiembre, y comenzaron las investigaciones en las farmacias dos días después.

Fuentes aseguran que el desfalco se cometía mediante doble contabilidad, alterando documentos y no depositando en el banco las sumas correspondientes en pesos cubanos, cuyo monto total asciende a unos 125000 dólares americanos.

La jefa del Departamento económico de la red, que radicaba en la farmacia “La Principal”, de La Víbora, y los administradores de más de 8 farmacias de ese municipio, permanecen incomunicados en la Unidad de la Policía de la calle Acosta, en el municipio 10 de Octubre, mientras que otros se encuentran bajo arresto domiciliario.

Las farmacias implicadas son: “La Principal”, en Calzada Diez de Octubre, las ubicadas en Diez de Octubre esquina a Colina, Calzada de Luyanó No. 7, Cocos No. 133, entre otras.

La Policía -según la Ley de Procedimiento vigente- puede conservar detenidos a los sospechosos mientras instruye sus causas, sin presentarlos a juicio durante seis meses, prorrogables por otros seis, ambos plazos por solicitud del fiscal.

La administración de la empresa castigó a los empleados inocentes con la eliminación de un aumento salarial que se les había ofrecido, así como con la suspensión de la estimulación monetaria mensual consistente en 75 pesos nacionales.

Debido a la disminución de empleados por los arrestos, los que quedan en acción doblan turnos de trabajo sin recibir remuneración por los horarios extra.
En Cuba, todas las farmacias son estatales desde la confiscación, en 1968, de las últimas de su tipo que aún eran privadas.


Desde los años 90 la crisis económica impulsó, en todos los ramos de la sociedad cubana, los robos al Estado y al público, así como la corrupción. De esta manera prosperó la venta ilegal de medicamentos con que abastecen farmacias y hospitales.

VIDEOS