sábado, 17 de octubre de 2015

Estructura amenaza las vidas de varias familias cubanas

Autoridades no garantizan la vida de ciudadanos en peligro. Foto/HP

Por Jaime Leygonier/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Una docena de familias residentes en el barrio habanero de Santos Suárez viven bajo el peligro de una estructura en mal estado, ubicada sobre patios y viviendas de la zona.

Se trata de la base de dos tanques de agua de 1000 galones cada uno, con arquitrabes y columnas ruinosos que cada día ceden bajo el enorme peso de los tanques.

Estos abastecen a 15 apartamentos de un edificio, sito en calle San Indalecio No. 511, en el propio Santos Suárez.

Como consecuencia del mal estado de la estructura, los vecinos reclamaron su demolición desde hace más de dos décadas, la cual fue ordenada por la Dirección Nacional de Vivienda y Unidad Provincial Inversionista de la Vivienda Ciudad de La Habana Diagnostico y Emergencia, en el año 1993, sin que a estas alturas se haya ejecutado.

Según los vecinos del lugar, han acudido a la Dirección Municipal de la Vivienda del Municipio (10 de octubre), al Partido Comunista de Cuba, al Poder Popular e incluso les escribieron al Consejo de Estado y al periódico Granma, sin obtener resultados.

En el año 2005, la estructura sufrió dos derrumbes parciales. Los vecinos compraron dos tanques nuevos; pero no les demolieron alegando “falta de disponibilidad de materiales”, porque su empresa demuele pero no construye una nueva estructura.


Por dilatar la demolición y reconstrucción de la estructura, se perdieron los $10 000 pesos destinados como presupuesto. Ahora los vecinos deben organizarse para asumir la reparación ellos mismos, a pesar de que el dictamen pericial asegura que la estructura no es reparable y hay que demolerla.

También amenaza con desplomarse, a dos cuadras de allí, el edificio de San Indalecio y Correa, al que robaron el apuntalamiento, y que cuando caiga dañará inmuebles vecinos.


La misma suerte corre el portal de la ciudadela sita en Diez de Octubre No. 818, declarada inhabitable desde 1981, y cuyas 54 familias pasan a diario bajo la inmensa loza que amenaza con caer.



VIDEOS