martes, 13 de octubre de 2015

Drástica reducción de salarios en Granma

Residentes de Bayamo hacen intensas colas en una farmacia/HP

Por Ricardo Sánchez Tamayo/ HABLEMOS PRESS.

BAYAMO.- Muchos trabajadores de farmacias de esta localidad  se sienten  afectados con la nueva medida salarial  aplicada por la Empresa de Farmacias y Ópticas. El pago del salario del mes de agosto se  redujo tan drásticamente que en protesta algunos  de ellos hasta  rehusaron cobrarlos.

Y es que le tocó a los empleados de las farmacias pagar las deficiencias del mal trabajo del Gobierno Provincial. A causa de las quejas de la población al Partido  Provincial y al Consejo de Estado por la falta de medicamentos en farmacias, el gobierno tuvo que asumir subsidiar los mismos.

Debido al perjuicio que causaría la ausencia de estos medicamentos, adquiridos por enfermos crónicos que prácticamente  dependen  de ellos, como son los diabéticos, hipertensos y asmáticos, la Empresa de Farmacias decidió adquirirlos en el almacén central. Anteriormente, estos eran vendidos más baratos y generaban más ganancias.

Pero luego de aceptar subsidiarlos, con posterioridad el gobierno rehusó cumplir su compromiso.

Carmen Paneque, trabajadora de la farmacia “Piloto”,  asegura que se siente inconforme con el procedimiento de cálculo de los jornales, y que los trabajadores no están de acuerdo que les paguen el salario mínimo, de 225 pesos, y les quiten sus beneficios y mucho menos el resultado que merecen sus sacrificios laborales.

“Algunas de mis compañeras escribieron a la Dirección provincial de Farmacia y esperan recibir respuesta en breve”, aseguró.

Una administradora de farmacia de la localidad, la que no quiso que se revelara su identidad, nos declaró que el Gobierno Provincial informó a la Empresa de Farmacias que se comprometía a subsidiar los medicamentos de la población en el mes de agosto. Después de asegurar esta premisa, todo marchó bien. Luego la empresa hizo un acumulado del plan real de las ganancias y todas las unidades sobre cumplieron y sus trabajadores no fueron afectados.

Al siguiente mes, cuando la empresa le solicitó al gobierno el subsidio de septiembre, éste se negó a  asumir esa responsabilidad, y la agrupación quedó con deuda. Teniendo que buscar una solución, se decidió recortar los salarios de los trabajadores para cubrir el detrimento.

La directora de la Empresa de Farmacia, Luisa de las Mercedes Castro Pérez por vía telefónica declaró que esa medida se tomó por determinación de superiores y que no podía dar más detalles al respecto, pero que esa era la solución más rápida que ellos tenían, y que los trabajadores que se sentían inconformes se quejaran a la provincia.

“Todo esto está sucediendo  desde que empezó el nuevo sistema  de perfeccionamiento empresarial  en todo el país”, concluyó.


Sonia Borge, Directora de Farmacia en la provincia, al ser preguntada, dijo qué podía informar de esta problemática. Respondió que también le fue afectado su salario y que no estaba facultada para dar más información.

VIDEOS