lunes, 19 de octubre de 2015

Deterioro de las líneas eléctricas en la provincia Granma

Cartel a la entrada de la oficina en Granma. Las fluctuaciones en la energía eléctrica también inciden en el suministro de agua potable. Foto/ Roberto J Guerra

Por Eduardo García Oliva/ HABLEMOS PRESS.

BAYAMO.- El permanente deterioro de las líneas eléctricas, y la falta de fluido en algunas localidades aledañas a la ciudad de Bayamo pone en entredicho la calidad del trabajo y la responsabilidad ante el pueblo de la Unión Nacional Eléctrica (UNE), encargada de ofrecer este servicio a la población.

Actualmente los medios de comunicación de la provincia Granma exponen los avances que se han logrado en la masificación del servicio eléctrico. Resultado para alabar, pues en ellos va el cumplimento de una deuda que tiene el país con pobladores de sitios que no clasifican entre los lugares intrincados.

El tema eléctrico versa acerca de la calidad del tendido. Sumemos a esto los papalotes, hilos y demás desechos conque tantas personas afectan las líneas. Así como fenómenos naturales.

Magdalena Rodríguez,  señaló que “hace más de dos años tengo reportado el poste que está al lado de mi casa, porque está podrido y en cualquier momento cae. Y yo junto con otros vecinos hemos llamado a la UNE, y nos han dicho que tenemos que esperar, a que se caiga”.

No es necesario referir que son estas, causas reales que atentan contra la calidad de la energía que llega a los hogares de los consumidores, quienes financian por recibirlo con óptima eficiencia.

Victoria Aguilera, también moradora del centro de la ciudad expresa su inconformidad por la inestable calidad del sistema eléctrico nacional en su zona de residencia. Ella fue afectada con la pérdida de un televisor y un teléfono inalámbrico bajos y altos voltajes. Por la morosidad de la entidad ante sus incontables quejas, decidió dar solución al problema con sus propios medios. 

En comunicación telefónica con la Licenciada Yolaida Ramírez Carrazana, Directora General de la Empresa Eléctrica Granma, al preguntar sobre la situación que estaba ocasionando estas irregularidades en el centro, expresó que la entidad que tutela no cuenta con los recursos necesarios para evitar esos desniveles energéticos, y por consiguiente los daños que ocasiona.

En este panorama, se incluye la mala calidad de los postes que sostienen los cables. Deterioro visible para todos, y que también incide en el producto final.

La falta de gestión y resolución a problemas tan sencillos, expone a un cuestionado juicio una estructura en la que está fallando coordinación, inspección y compromiso. En el que nada tienen que ver la crisis económica ni las imposiciones foráneas que imposibilitan el desarrollo de esta nación.


Sentido de pertenencia, respeto al pueblo e innovación bastarían para llevar ese servicio tan necesario a los lugares más intrincados.

VIDEOS