viernes, 18 de septiembre de 2015

Periodista independiente cubano presenta queja ante Fiscalía por decomiso de equipos de trabajo

Documento integro:
A: Departamento de Atención a la Ciudadanía de la Fiscalía Provincial de  Guantánamo.
Quien suscribe, Niober García Fournier, natural de Guantánamo, cubano, de estado civil casado, vecino de la calle Luz Caballero No. 1053 entre Donato Mármol y Bernabé Varona, ciudad y provincia de Guantánamo, ante este Departamento comparezco y digo:
Que vengo mediante este escrito, conforme establece el art. 63 de la Constitución de la República de Cuba a presentar QUEJA contra el proceder del Departamento de la Seguridad del Estado de Guantánamo y para que se me devuelvan los bienes de mi propiedad que han sido confiscados ilegalmente y no se me han devuelto a pesar de las gestiones que he realizado hasta la fecha:

Primero: Que el día 15 de julio del presente año me encontraba en la calle Pedro A. Pérez y el 1 Norte en unión de otras personas repartiendo la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un acto que no constituye delito pues no está previsto como tal en el Código Penal cubano. Hallándome en tal acción, alrededor de las 6:45 p.m. fui detenido  por  un oficial de la Seguridad del Estado, por el capitán de apellido Matos que trabaja en la terminal de trenes de Guantánamo y por un agente de la policía motorizada quienes nos trasladaron hasta la oficina de la PNR de la terminal de trenes, lugar desde donde fuimos trasladados a la Unidad Provincial de Operaciones del MININT. Esta acción constituye un delito de detención ilegal
Segundo: En la Unidad Provincial de Operaciones del MININT  cuatro oficiales de la Seguridad del Estado, entre los que se encontraba el teniente conocido como Kevin o Jefferson, nombres que usa indistintamente, nos  obligaron a desnudarnos a mí y a Ramón Olivares Abelló y a hacer una cuclilla de espaldas a ellos. Al no aceptar me dieron varias patadas y golpes en la pierna para obligarme a hacer la cuclilla, produciéndome un hematoma e inflamación en el pie derecho, lo que constituye un acto degradante , una violación del artículo 5  de la Declaración Universal de los Derechos humanos y un delito de Lesiones previsto y sancionado  en el Código Penal cubano.
Tercero: Luego de esta acción me trasladaron hacia el municipio de Imías, distante a más de 80 kilómetros de Guantánamo y allí me encerraron en una celda donde estuve hasta las 8:00 p.m. del día 16 de julio, momento en que los agentes de la PNR me soltaron y detuvieron un vehículo para que me trasladara hasta Guantánamo, a donde llegue sobre las 11 p.m.
Cuarto: No es mi intención que se forme expediente penal contra ninguna de estas personas, porque sé que de hacer tal denuncia no surtirá efecto alguno dada la impunidad policial que existe en este país. Lo que sí deseo es que se me devuelvan los bienes que me ocuparon y que fueron una cámara fotográfica, dos memorias flash de 8 gigas cada una y el teléfono celular.
Quinto: Mi petición se basa concretamente en que yo no cometí ningún delito y en que  la ocupación de esos bienes no está respaldada por ningún pronunciamiento judicial ni amparada por lo establecido en la propia legislación cubana.
POR TANTO
DEL DEPARTAMENTO DE ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA DE LA FISCALÍA PROVINCIAL DE  GUANTÁNAMO SOLICITO: Que habiendo presentado este escrito con su solicitud de devolución de bienes de mi propiedad, ilegalmente ocupados y confiscados, se sirva admitirlo , aceptar esta  queja y responderla conforme a derecho de la única forma legal y justa que es ordenando que se me devuelvan dichos bienes.


Atentamente, Niober García Fournier

VIDEOS