miércoles, 9 de septiembre de 2015

Opiniones de la población cubana en el boulevard de San Rafael


Por Elio Delgado/ HABLEMOS PRESS. 

LA HABANA.- El  bulevar San Rafael es una antigua calle de grandes tiendas de la  antigua zona más comercial de la capital cubana.  Aun se recuerdan los días de reyes y las tiendas con juguetes a la venta en la moneda de nuestros padres, que en aquel entonces era una moneda fuerte. Hoy sólo quedan viejas tiendas que venden los peores productos en la depreciada moneda con que nos pagan para adquirirlos, además de algunos otros locales muy mal abastecidos y que cobran en divisa.

Las  imágenes que acompañan este trabajo son de las calles de lo que fuera el próspero bulevar comercial. En el presente, lo que más se comercializa en ellas son artículos de la bolsa negra, que van desde un par de espejuelos hasta una chica o un chico dotado para el sexo rentado. Esas son las ofertas más buscadas, porque en las tiendas no hay que comprar, o  no se dispone de  dinero para hacerlo.

Luego de escuchar al presidente decir que no habrá cambio de moneda, ni aumento de salarios, y que “con calma, para no equivocarnos” está en estudio algún posible cambio, empezamos un año 2015 sin esperanzas.

En enero empezaron las conversaciones entre el gobierno de Estados Unidos y Cuba. Pero el nuestro es un gobierno impuesto. ¿Cómo va a negociar por todos nosotros si no está representando todas las clases sociales del país?

Los siguientes son algunos de los muchos comentarios que esta paradoja provoca en las calles.

“¿Con que pagara este gobierno lo que manden los yumas?”
“Si los agricultores americano envían productos en grandes cantidades, ¿qué hará el gobierno cubano con los escandalosos precios que tienen sus productos?”

“Estamos a pocas horas, ¿qué harán con barcos llenos de productos?”
“Tú verás que va a pasarlo mismo que con los rusos: preferían que las cosas se echaran a perder en los almacenes a venderlas a más bajo precio.”

“¿A quién le interesa que el pueblo salga de la miseria en que vive?”

“¿Qué pasará si las personas tienen la oportunidad de tener Internet y ver la realidad de otros países?

En los autos de alquiler los pasajeros le dicen a los choferes que aprovechen, que pronto habrá venta de carros nuevos. Ellos se ríen y  responden: “¡Sigue en tu sueño,  que tú no le interesas a nadie!”

Algunas personas mayores con las que he hablado dicen que esperan no morirse sin ver a Cuba como era en los años cincuenta, y que es un crimen tanto engaño.

El 24 de diciembre pasado, un señor mayor me confesó que no quisiera  irse de este mundo sin comerse un picadillo de res con aceituna, alcaparro y pasita como lo hacía su madre. Mas para algo tan simple de complacer,  debe  esperar que un grupo de burócratas salga del gobierno que tienen a la fuerza.


“¡Trabajen para que tengan más!”, dijo el general- presidente cubano Y me pregunto, ¿más… de qué?

VIDEOS