viernes, 4 de septiembre de 2015

A las autoridades cubanas no les importa la indigencia

Un ciudadano cubano sin hogar que pernocta en las calles de la capital.

Por Francisco Herodes Díaz Echemendía/ HABLEMOS PRESS. 

SANTIAGO DE CUBA.- Mucho que se repite en los medios de difusión de Cuba sobre la indigencia y los llamados homeless o sin hogar en los países de economía de mercado, y siempre los Castro nos dijeron que ese mal se había erradicado en Cuba. Pero resultó que lo que en el presente se ve por toda nuestra isla contradice la versión oficialista. Un enorme ejercito de indigentes sin hogar pulula hoy en día por  campos y ciudades.

Con estupor, muy a pesar de los deseos de todo cubano honesto, digno y honrado, los ciudadanos comprueban cómo las calles de nuestras ciudades se llenaron de enormes basureros,  y que estos son  invadidos a diario por los montones de indigentes que creara el régimen.

Lo increíble de todo este drama es que ha tenido que ser HABLEMOS PRESS, y no el periódico oficialista Granma o sus satélites Sierra Maestra, Trabajadores o Juventud Rebelde, entre otros clones oficialistas, el que muestre este desastre al pueblo cubano y al mundo, para que genere en las mentes de los lectores un sentimiento de solidaridad y a la vez de culpa hacia estos hermanos cubanos abandonados a su suerte por el castrismo.

Y  esta situación es culpa de todos, por no atrevernos a exigirle al gobierno el pleno respeto para los marginados cubanos. Hemos permanecido callados ante la presencia de una creciente capa social de indigentes en las calles. No nos ha importado esta situación creada por el castro-comunismo.

HABLEMOS PRESS les quiso mostrar la gráfica, con la que claramente se  demuestra que al gobierno no le importa la situación de la creciente miseria en nuestra nación. Sólo se preocupan con ella de modo coyuntural, cada vez que se realiza algún evento de gran magnitud en la nación, ya sea de carácter deportivo, político, o de otra índole. Algo así implica la presencia de una inusual cantidad de periodistas, turistas y otros visitantes extranjeros. Temen que por el testimonio foráneo ante la opinión internacional se revele y pueda constatar este calamitoso abandono y el régimen militar reciba  constante crítica por la inoperancia en materia de seguridad y servicio social en el país.

Para a duras penas tratar de evitar esta  situación de desamparo institucional, el gobierno militarizado ordena a la policía recoger a los indigentes que hormiguean por las calles. De esta manera los ocultan de las miradas atónitas de extranjeros, los que no entienden que estas cosas sucedan en la “isla maravilla” muy cacareada por los medios castristas, donde supuestamente mejor se vive y quedó eliminada la indigencia y el mal vivir.

Mas la fotografía tomada en horas nocturnas en la Terminal ferroviaria de Santiago de Cuba muestra al mundo una  cuadrilla de uniformados de la policía sentados, indiferentes, conversando no se sabe sobre qué tema (les aseguro que no es sobre la penuria en Cuba), mientras detrás de ellos un indigente sin hogar duerme su infortunio.

Lo único que tienen estos infelices desclasados es pobreza y desgracia, hambre institucionaliza y cansancio de esperar por verdaderas políticas sociales que los reivindiquen, algo que lamentablemente el castrismo no contempla.


A estos representantes del régimen de La Habana, NO LES IMPORTA  para nada el indigente yaciendo a su lado. Se me ocurre que este individuo sin hogar representa a todos los que como él malviven en nuestra patria, la  pobreza sin amparo en la que vivimos todos los cubanos, uno de los legados del fundamentalismo castro-comunista en Cuba.

VIDEOS