lunes, 10 de agosto de 2015

Prisionero describe las condiciones de una cárcel en Pinar del Río

Familiar de reo muestra un pomo con agua recogida en la prisión.

Por Magaly Norvis Otero Suárez/ HABLEMOS PRESS.

PINAR DEL RÍO.- El ciudadano Raudel Reyes Ruvira, recluido en la prisión Provincial de Máxima Severidad de Pinar del Río, conocida como kilo 5 ½, se refirió a las condiciones de vida de ese centro penitenciario catalogándolas como “precarias”.
Reyes, confinado en el destacamento 3, sección  2, área 1 de dicha prisión, se refirió a la pésima alimentación como la causa del hambre y la desnutrición que padecen los reos, así como a los altos niveles de contaminación del agua.   
“Nos están dando el agua de una represa. Está sucia y con gusarapos. Con esa misma agua nos bañamos, tenemos el cuerpo lleno de granos, y con esa misma agua elaboran los alimentos”, expresó.

Según el recluso, el agua no es tratada antes de suministrarla a la población penal.

“La mayoría de los presos aquí sufren de frecuentes diarreas. Otros tienen Ameba y no tienen tratamiento. Las condiciones higiénico-sanitarias son pésimas y no recibimos la adecuada atención médica”, agregó.

Señala que muchos reos duermen en el piso. “La cantidad de hombres por destacamento es elevada, por lo que hay hacinamiento”

Reyes dice haberse quejado en varias ocasiones a la dirección penal, exigiendo mejoras en las condiciones de vida, pero las autoridades no dan respuesta y mucho menos solución.

Este recluso de 27 años de edad, cumple sanción de 12 años de privación de libertad por el delito de Robo con Fuerza, pero dice que jamás pensó tener que cumplir su condena en estas condiciones. 
  
La prisión 5 y medio es una de las cárceles de mayor rigor en el país,  con cientos de reclusos que cumplen largas condenas por delitos como el robo de alimentos y el sacrificio de ganado.

VIDEOS