lunes, 17 de agosto de 2015

El hambre revolucionaria, lo cotidiano en Cuba

Un policía controla una cola para papas.

Por Francisco Herodes Díaz Echemendía/ HABLEMOS PRESS.                  
SANTIAGO DE CUBA.- Se ha hablado mucho sobre la ciudad Santiago de Cuba y la celebración del 500 aniversario de la fundación de esta ciudad-villa. Es costumbre decir que toda obra de construcción, que todo programa, se realiza en saludo al 500 aniversario de la fundación de la ciudad, o en saludo a la celebración del 26 de julio.

Y de tanto decir, pareciera que todo está muy bien. Sin embargo, fotografías que captan las escenas cotidianas de la ciudad dicen todo lo contrario a la propaganda oficialista.

Hay una inmensa fila de personas en el mercado estatal de Santa Rita, esquina a Carnicería, para comprar las papas. Solo despachan 5 libras por personas. A la puerta se observa un policía; el jefe de sector del barrio, “luchando” él también sus 5 (o tal vez más) libras de papas, aunque también, de paso, vigila el orden de la cola. Ya que cualquier manifestación de queja que implique al gobierno (y siempre lo hace) debe ser sofocada.


El gobierno sabe que el hambre impulsa a las masas a hacer cosas insólitas, como protestar públicamente en las calles. Es muy natural en cualquier país democrático el derecho a manifestarse pacíficamente en las calles, pero en Cuba ese derecho no existe para el pueblo, y es increíble que nadie lo arrebate. 


VIDEOS