jueves, 16 de julio de 2015

Sala de radiografía del Hospital Calixto García ¿En mal estado o un mal del Estado cubano?

Las fotografías fueron tomadas recientemente por el autor y sus colegas.

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Así se encuentra el departamento de radiografía del Hospital Universitario General Calixto García de La Habana, entidad ubicada en el Vedado, que atiende a cientos de ciudadanos de la capital, cada día.

Según galenos, el techo de este local se desplomó producto de la acumulación de agua. Este centro ha sido reparado varias veces recientemente por diversas brigadas de la construcción, e incluso con la supervisión de Ministros y funcionarios del Partido Comunista y de la Asamblea Nacional.

También en el local de radiografía persiste la mala higiene, tanto en el piso como paredes, en el laboratorio y el salón de cirugía menor donde la climatización no es adecuada desde hace más de 10 meses, informó una enfermera de turno.

“Se nos suministran pocos líquidos desinfectantes para la limpieza y nos exigen ahorrar”, afirmó una empleada consultada, quien no quiso que se mencionara su nombre.

A simple vista se ve como empleados y pacientes lanzan colillas de cigarros al piso. En diferentes puntos hay cubos puestos para recoger agua que se desprende de los techos.

“Esa agua cae constantemente, no tenemos los suficientes embases para recogerla por lo que cae en el piso y en muchas ocasiones la gente resbala y se cae”, añadió la empleada, y señaló “la reparación fue superficial debido al apuro por la visita de funcionarios”.

Especialistas continúan realizando radiografía en esas condiciones debido a que no cuentan con otro departamento en el cuerpo de guardia. Las otras están distantes, para casos de urgencia no son funcionales.

Muchas otras áreas de este centro, como la sala del Tomógrafo, se encuentran en mal estado de mantenimiento, deterioro y falta de equipos necesarios. Pinturas y pedazos de paredes se desprenden fácilmente. Los baños botan agua por doquier y el mal olor caracteriza los alrededores del lugar. No hay toallas disponibles ni papel sanitario.


“Insumos como guantes, sutura, anestesias, otro material desechable y algunos instrumentos médicos para la atención médica muchas veces están ausente en el momento necesario”, afirmó el doctor Eduardo Herrera.

Pacientes en el cuerpo de guardia, son trasladados en camillas  deterioradas. La mayoría debe traer ventiladores, cubos y otros artículos de primera necesidad al ser ingresados.

El Hospital Universitario General Calixto García, fundado el 23 de enero de 1896 ha mantenido la atención a pacientes de forma interrumpida, a pesar de sus problemas con el actual sistema. Su fachada fue remodelada.

Según las autoridades, el Calixto García dispone actualmente de casi 1200 camas, situada en 18 pabellones a lo largo de 130 mil metros cuadrados. El doctor Herrera afirma que estas cifras están alteradas.

ES GRATUITO PERO CUESTA

“Tu servicio de salud es gratuita pero cuesta”, reza un cartel en diferentes paredes del centro.

El Ministro de Salud Pública de Cuba, Roberto Morales Ojeda, reiteró recientemente que “el Sistema Nacional de Salud, se caracteriza por ser único, gratuito, accesible, con cobertura universal” para los cubanos.

Sin embargo, la mayoría de los cubanos no cree en que la salud pública sea gratuita. Un trabajador cubano gana 20 dólares mensuales.

Para médicos esta situación de deterioro de las salas y falta de equipos “genera un nivel de estrés en los enfermos, acompañantes y nosotros”.

En reiteradas ocasiones este medio llamó a la oficina del doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, director del Calixto García, para escuchar su opinión, pero no respondieron al teléfono.


CENTROS EN IGUAL ESTADO

En otros centros de salud de la capital, como el Hospital Miguel Enrique, Salvador Allende (Covadonga), Hijas de Galicia, La Dependiente, entre otros, las condiciones están en pésimo estado. La situación es preocupante, afirmaron pacientes y médicos consultados.

También hospitales de la provincia Mayabeque presentan igual deterioro. Por ejemplo el Aleyda Fernández del municipio Güines y el Hospital General de San José de las Lajas.

Las paredes se las come la humedad, tazas y lavamanos de los baños, interruptores eléctricos y tomas que demuestran la falta de mantenimiento e higiene.

Por el momento los hospitales mencionados continúan en mal estado y sin planes de mantenimiento en corto tiempo. La principal característica que debe tener un hospital, es la higiene, algo muy ausente en los centros del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).


Baño del salón posoperatorio del Hospital General de San José de las Lajas. 

VIDEOS