jueves, 23 de julio de 2015

GALERIA: Pueblo de Mayabeque sin agua por decisión de funcionarios estatales

Habitantes de la comunidad cargan agua de un batey cercano. Foto: Elio Delgado.

Por Arián Guerra Pérez/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- El poblado mayabequense de Ojo de Agua, municipio Melena del Sur, lleva casi dos meses sin agua corriente desde que la jefatura de la cooperativa cañera “El Desquite”, encargada del control y suministro del líquido a esta localidad, decidiera interrumpirlo debido a desperfectos presentados por el motor de bombeo.

Como consecuencia, la totalidad de las viviendas sufre por falta de agua. Los residentes se proveen llenando envases de aluminio o plástico que llevan a cuestas, a distancias de hasta un kilómetro. Algunos llenan gomas de carro preparadas para el almacenamiento.

En esta comunidad, viven más de sesenta familias campesinas, entre ellas hay unos cincuenta niños menores de 10 años, quienes también se ven obligados a cargar el líquido.

Según afirma el encargado del motor, este comenzó a tener problemas de funcionamiento desde el mes de mayo, y tras varios intentos fallidos por echarlo andar y la imposibilidad económica de contratar a un mecánico, terminó paralizado.

No obstante, otros habitantes comentaron que no se trata de un problema mecánico, sino de tiempo. 
   
Juan Peña, vecino de la localidad, explicó que el cronómetro del motor, cuando este se detuvo (existe una asignación anual de tiempo para el bombeo) poseía algunas horas aún pero los directivos de la cooperativa, ubicado a unos 5 kilómetros de Ojo de Agua, optaron por transferir el tiempo a otro poblado.

“No es la primera vez que ocurre este problema”, afirman algunos residentes.
“Hasta diciembre próximo no se restablecerá el servicio y no tendremos agua”, explicaron José y Mercedes, encargados de cuidar el motor de bombeo.

Por otra parte, Yunior Montero Brizuela, delegado al Poder Popular en la comunidad, aseguró haber hecho ingentes esfuerzos para que se arreglase el motor y le restablecieran el servicio de agua a la comunidad.

“He hablado para que traigan una grúa y vean si hay una rotura, pero realmente no se ha resuelto. He podido traer una pipa de agua. A 300 metros hay un pozo, pero no contamos con tuberías para llevar agua a la comunidad. Es por eso que la gente tiene que cargarla desde otros lugares”, señaló.


No solo el problema del agua afecta a esta comunidad, también los cortes de energía eléctrica, casi diarios, la falta de médicos y la plaga de mosquitos, hacen que más de 60 familias sufran las consecuencias de la insuficiencia del Estado cubano.









VIDEOS