viernes, 10 de julio de 2015

Contaminación ambiental: un reto para el Estado cubano

Refinería situada en el municipio Regla, La Habana.

Por Oscar Sánchez Madan/ HABLEMOS PRESS.

MATANZAS.- El Estado cubano tiene ante sí un gran reto: enfrentar los problemas que afectan al medio ambiente entre ellos la contaminación del agua que bebemos y del aire que respiramos.

En un reportaje publicado en el semanario oficialista Girón, el pasado 28 de mayo, las comunicadoras Jessica Acebedo Alfonso y Yeilén Delgado Calvo, revelaron que es el gobierno el responsable de la contaminación del agua, que afecta a miles de habitantes en la provincia Matanzas.

En este territorio existen más de mil focos contaminantes. Ciento veintinueve de ellos considerados críticos. Esto no lo mencionó Ángel Alfonso Martínez, director de la Unidad de Medio Ambiente en la delegación territorial del CITMA (Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba), quien el pasado 4 de julio manifestó a Girón los supuestos logros obtenidos en la protección del ecosistema.

En Cuba existen, según el diario Granma, “Focos Rojos” donde la pureza del aire registra un marcado retroceso. 

Los errores en la planificación territorial en cuanto a la ubicación física de los asentamientos humanos y las industrias, aparecen entre las principales causas de la calidad del aire, así lo confirmaron especialistas del Centro de Estudios de Contaminación y Química de la Atmósfera (SECONT), del Instituto de Meteorología.

Baste visitar la zona industrial aledaña a la Bahía de Matanzas, al norte de esta ciudad, para presenciar la cantidad de gases contaminantes que las fábricas emiten a la atmosfera. Estos se propagan en dependencia de la dirección del viento.

Aunque en menor proporción, los accidentes también han dañado el entorno, como el ocurrido en el combinado cárnico de la mencionada ciudad, hace aproximadamente dos años, cuando un escape de amoniaco obligó a evacuar a los residentes cercanos.

Según expresó al periódico Granma el director del SECONT, la refinería Ñico López, la Antillana de Acero y la Termoeléctrica de Talla Piedra, son las industrias más contaminantes de la Isla. A estas, hay que añadir, entre otras entidades, a los grupos electrógenos, las calderas, los Hornos y los incineradores.

Es necesario destacar la meritoria labor de comunicadores oficialistas como Orfilio Peláez, Jessica Acebedo, Yeilén Delgado, Jeidi Suarez García, Abel López Montes de Oca, entre otros, quienes sacan a la palestra los problemas que afectan al país, con independencia de la ideología que defienden. Así es como se pueden visualizar las dificultades para resolverlas con prontitud. 

La Ley 81 sobre medio ambiente, expresa bien claro que es responsabilidad del Estado disminuir y fiscalizar las emisiones de contaminantes, por tanto los funcionarios tienen ante sí un reto que no pueden ignorar por más tiempo.

VIDEOS