jueves, 9 de julio de 2015

Carta abierta de esposa de reo que recibió 29 puñaladas

HABLEMOS PRESS

SANTIAGO DE CUBA.- La ciudadana cubana Raíza Valera Fernández agradece a la Organización Mundial de la Salud, Cruz Roja Internacional y Médicos Sin Fronteras, en una carta enviada a este medio.

Texto íntegro de la carta:

Santiago de Cuba, 29 de junio 2015.

Quisiera agradecer, con orgullo y satisfacción, el trabajo y la colaboración que brindan vuestras organizaciones a nivel global; que lo cumplan sin importar los desafíos socio-económicos de cada país, Estado o frontera, brindando un servicio sanitario humanista y de calidad.

Por ello, me dirijo a ustedes para expresar, como ciudadana cubana, mi sentir.
No concibo que en nuestro país, siendo potencia mundial en la formación de médicos, lo que le posibilita al gobierno incluso la exportación de estos profesionales, en provincias como la mía, Santiago de Cuba, no haya un médico que solucione la agravada situación en que se encuentra mi esposo, Yoelmis Bicet Bauta. 

El mismo, recluido en el Centro Especial para Enfermos de VIH, El Caguayo, ubicado en el municipio San Luis, kilómetro 22 ½, de la Carretera Central, presenta complicaciones de salud, a raíz de 29 puñaladas que recibió el 21 de diciembre de 2014.

Bicet presenta problemas uretrales, dificultad en la visión del ojo izquierdo, hepatomegalia (crecimiento del hígado), pérdida de peso, granuloma (pequeños bultos tumores) en el pecho y una hernia incisional con desgaste en el tejido del abdomen.

Se dice que no es posible operarlo por las siguientes razones:
Primero: no existe una malla para este tipo de operación. 
Segundo: se debe esperar un año o más para realizar tales intervenciones quirúrgicas.

En estos momentos, tiene una abertura en la hernia, de donde le brota una sutura de aproximadamente 3 centímetros, resultado de la operación de urgencia realizada en la fecha antes mencionada. Los dolores abdominales aumentan cada día que pasa, así como el tamaño de la hinchazón y nadie le da solución a este problema. 

Yo pregunto  ¿están esperando un desenlace fatal para la vida y salud de mi esposo?

¿Es que acaso tendrán que venir médicos de otros países a preocuparse o tomar el caso en sus manos para la solución del mismo?

¿Tendremos que viajar a otro país en busca de un servicio de atención médica?
¿Hasta cuándo? Ya es hora de que haya sensibilidad humana y responsabilidad en este caso.

Hace seis meses que, como familiar, vengo exigiendo y demostrando mi preocupación. 

Ahora me dirijo a ustedes, con confianza en su capacidad profesional y humana. Muchas gracias, Raíza Valera Fernández.                

VIDEOS