martes, 16 de junio de 2015

Cuba: Violencia y pobreza

Un joven herido en una riña callejera.

Por Dr. Eduardo Herrera/ HABLEMOS PRESS. 

LA HABANA.- La pobreza mantenida o falta de recursos para satisfacer las necesidades básicas, suele provocar que las personas tengan una respuesta violenta, en muchas situaciones. En países muy pobres, vemos mejor cómo ocurre esta relación. 

Actualmente en Cuba el bajo nivel adquisitivo de los ciudadanos, que les impide llevar una vida digna, incide directamente en el aumento de la violencia entre las personas más pobres, que cada día se causan más daños entre ellos, sin que las autoridades puedan disminuir la cantidad de hechos violentos, a pesar del gran número de agentes del orden público existentes en el país.

Cantidades de heridos llegan diariamente a los hospitales a causa de actos hostiles. Muchos de estos actos dan al traste con la muerte de  personas muy jóvenes.

La mayoría de las veces, el móvil tiene que ver con la situación económica de los ciudadanos. Vemos agresiones por pequeñas deudas de pagos, asaltos, robos y hasta por envidiar lo poco que tiene el vecino.

También existen otras agresiones violentas, relacionadas con la moral, la relaciones de parejas y hasta con posiciones políticas diferentes que no son toleradas (inculcado por el gobierno desde sus inicios hace más de 56 años). Todo esto contrasta con el “nivel escolar y de vida que se dice ha alcanzado el país en tantos años.

El gobierno no reconoce públicamente el aumento de los actos violentos en el país, pero si publica los que ocurren en otros. Haciendo como que “aquí nunca pasa nada”, frase que dicen muchos cubanos testigos de lo que está sucediendo.

VIDEOS