jueves, 25 de junio de 2015

Capturan a una banda en Mayabeque que asaltaba camiones de carga

Entre los delincuentes se halla una mujer joven. 

Por Arián Guerra Pérez/ HABLEMOS PRESS.

MAYABEQUE.- Una banda dedicada a emboscar vehículos con alimentos y productos de aseo fueron detenidos por un comando élite (avispas negras) de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y la Policía Nacional Revolucionaria, al realizar un operativo relámpago el pasado miércoles en el municipio Güines, provincia Mayabeque. 

Los detenidos fueron Florencio González Gómez (Cosi), Lenny Rodríguez Martínez (mujer), Mario Tamayo Sánchez (Mayito),  Yasniel Santos (cabecilla de la banda) y Yusniel. Todos entre los 20 a 25 años de edad.

La banda había asaltado en la última semana un camión rastra cargado con jabón, que era conducido por la carretera Ocho Vías, hacia La Habana.

Florencio González y Lenny Rodríguez, encargados de deshacerse del chofer del vehículo asaltado, lo trasladaron al poblado La Riva, en Güines donde recibió de comer y de beber. Posteriormente decidieron liberarlo en un parque de Güines, contó Marlene Rodríguez, hermana de Lenny, al ser consultada.

Asegura una de las fuentes consultadas en Güines que “seguidamente el conductor del camión se dirigió a la estación de policía y denunció el secuestro”.
La mayoría de los miembros de la banda viven en los poblados La Riva y Juan Borrell, ubicados a 19 kilómetros del municipio cabeceras. 

“Lenny se encargó de hacerle señas al carro para que se detuviera y los demás secuestraron al chofer”, contó Nilberto Castro Rosa, residente en la Comunidad Ojo de Agua. A lo cual no respondió Marlene Rodríguez.

De acuerdo a las indagaciones, Yasniel, residente en el poblado Lechuga en el municipio Melena del Sur, se llevó el cargamento hacia una finca en el municipio Batabanó para venderla a otros ciudadanos vinculados con la banda.


Celdas en 100 y Aldabó
A los sujetos se les incautaron armas de fuego, con las que amenazaban a sus víctimas luego de secuestrarlas. Al parecer, no es la primera vez que la banda operaba en la zona. 

Marlene Rodríguez asegura que su hermana, y los demás, permanecen incomunicados en el Departamento Técnico de Investigaciones (DTI), conocido como 100 y Aldabó, en La Habana, bajo procesos de investigación.

Testimonios de ciudadanos confinados en 100 y Aldabó, afirman que las celdas  miden 2x1.80 metros, y están diseñadas para sentir el olor constante del orine y el excremento. “El calor es insoportable a cualquier hora del día. Oficiales te interrogan y torturan en cuartos fríos varias veces al día, hasta hacerte hablar”, dijo uno de los consultados.

VIDEOS