domingo, 17 de mayo de 2015

Opinión: Hollande en el festín de “Rebelión en la granja”

Por Jaime Leygonier/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- El presidente de Francia, Francois Hollande, visitó Cuba para presuntamente obtener asientos para inversionistas franceses en el festín cuyo plato principal es la nación cubana en agonía.

No lo ocultó en los halagos con que maquilló a la dictadura hereditaria más longeva de América, a cuyo jefe dijo: “Ustedes podrán hacer lo que quieran en su país”.

La gira europea del General-presidente inició esta glorificación de Raúl Castro por interés en la supuesta “apertura al Mundo” de un país en ruinas y sin derechos.

Porque los derechos humanos son muy bonitos para discursos a la sombra de las leyes del Primer Mundo. Pero en el mundo de quinta, los pueblos sin derechos, son un paraíso para los inversores.

Por no hablar del provecho de albergar tiranos retirados. Loar al régimen dinástico, en musicales idioma Francés e Italiano.

Los hijos Castro Espín  -dicen- adoptaron unos la ciudadanía italiana y otros la francesa, uno, coronel cubano, todo rima con próxima cosecha de buenos negocios y de Babys Doc vacacionando.

Y los patriotas que destruyeron a Cuba en nombre del nacionalismo llevan años peregrinando por el mundo en busca de extranjeros a quienes entregarle la economía. -Extrañan ser amamantados por la URSS y agotan el biberón venezolano.

Ello, y el Puerto de El Mariel, “bien vale una misa” (o una danza del vientre) los atrae como una bestia agonizante a los carroñeros, y pues desde el 2007 besan al sapo prometiendo que cambiará y no cambia, ahora se las arreglan con gritar que ya es un príncipe:

Según el periódico Granma del 11 de mayo: en Italia el premier Mateo Renzi calificó la visita del General como: “…un gran día…podemos tocar con las manos que muchas cosas están cambiando…Hay que ser respetuosos con las ideas de los demás”.

La formula es: Manos largas igual a respeto por las ideas de los opresores que encarcelan por ideas democráticas. Respeto al derecho de violar los derechos humanos de los sin poder para hacer negocios. 

Los intereses económicos rigen la política y no la moral, pero gustan de fingirla machacando desde los medios que Cuba cambia. ¿Quién no lo creerá si lo dicen todas las grandes agencias de prensa, Renzi, el Arzobispo de La Habana y hay necesidad de cambio desesperada?

Mentir para echar abajo la Posición Común Europea, que sin valer gran cosa, dice que los Castro no deben encarcelar por motivos de conciencia.

Condecoración al arzobispo cardenal Jaime Ortega, allá aparente “mediador neutral”, pero aquí mal afamado como instrumento propagandístico gubernamental y de intereses españoles pro-dictadura, cruzados contra la posición común.

Agradecimientos en Francés hasta pour la part de le General, a quien no se le da bien el Español. Peregrinación  al sanctasanctórum para retratarse junto al Gran Encerrado.- Videos de todo pero fotos fijas de un Fidel Castro “entero, lucido” que parece pieza de taxidermia.

Y promesas para el futuro (que recibimos los cubanos abundantemente desde 1959). A mediados de los 80, cuando la Perestroika hubo mediación seria de la Iglesia con entrega a J. Carter de miles de presos políticos cubanos, y desde el 2007 alaban la reforma-siempre-futura.

Que en el 2015 aún carece de plan, proyecto, plazos, fechas de cumplimiento de sus etapas y es totalmente secreta (no explican cómo será porque no la conocen los ancianos reformadores irreformables y no la conocen ni pueden explicar porque no existe. - Solo decir que es lenta).

Y las medidas de arrendar tierras baldías y locales, minúsculos negocios particulares de servicios, venta de propiedades, atadas por obstáculos, leyes que sobran y faltan, impuestos extorsivos, arbitrariedades, cohechos.

¿A qué cambios llevarían puesto que existieron en la URSS desde Stalin?

Este niño jamás aprueba un examen, no estudia, tiene mala conducta, pero como dijo que si respetan que él “es así” estudiará un poco, sin presiones y cuando le dé la gana, los maestros le otorgan sobresaliente en el examen que aún no rindió y lo dejan hacer “lo que quiera”.

De la miseria, opresión, violación institucionalizada de pactos de la ONU: sobre las condiciones mínimas de reclusión de los presos, la tortura y sobre el Apartheid, no hablan Renzi ni Hollande.- No les importa.

Menos el cardenal Ortega, quien niega que existan en Cuba presos políticos, cuando estos sobrepasan los 50, más uno de conciencia y están vigentes las leyes para encarcelar por ejercer libertades básicas y por desacato a los jefes e instituciones del Gobierno.

(Y esa información falsa ¿Quién se la dio a Monseñor? ¿El Gobierno?).

Gobernantes de Italia, de Francia, el Papa…Parece que el único mal de Cuba es el embargo, y como la opinión mundial cree todo encaminado, no se asquea por cómo sus políticos le alargan la vida al Régimen.

Francois Hollande, saltó a Haití donde ofreció ayuda al desarrollo, reparación por un expolio de 1825 y condenó la esclavitud del siglo XVIII - más práctico que condenar la de Cuba en el XXI.

Bofetada al pueblo de Cuba que dentro de 212 años algún presidente de Francia condenará, junto a este medrar con la dictadura de los Castro, y ofrecerá indemnizarnos por los perjuicios ocasionados a la causa de la libertad de Cuba por el Presidente Hollande. 

Que hizo real el final de la fábula “Rebelión en la granja”, cuando los animales  miraron por la ventana a los granjeros y a los cerdos, juntos en la mesa del banquete, bebiendo para hacer negocios y finalizar la revolución. Y no supieron distinguir a los granjeros de los cerdos.

VIDEOS