miércoles, 6 de mayo de 2015

Lluvias aumentan la pobreza en municipios de La Habana

Una calle del municipio Centro Habana luego de las intensas lluvias.

Por Arián Guerra Pérez/ Hablemos Press.

LA HABANA.-  Cientos de familias pobres, ahora son más pobres, tras perder todo por las intensas lluvias que dejaron bajo agua el pasado miércoles varios municipios de la capital cubana, causando pérdidas materiales de gran envergadura.

Decenas de personas -consultadas por este medio- se encuentran indignadas por haber perdido todo o casi todos los bienes, y a quienes hasta ahora el régimen no da respuesta de ayuda.

Mientras ocurrían las inundaciones en la zona de El Pontón, Centro Habana, una de las más afectadas, no se observó presencia rápida de los órganos de emergencia, Defensa Civil, lo que ha causado indignación en las víctimas. 
  
Las autoridades pasaron por alto este catastrófico suceso ante la llegada del primero de mayo, Día Internacional de los trabajadores, al cual dieron cita a pesar de las inclemencias del tiempo, para apuntalar su programa de propaganda. 

Mariana de la Caridad, una de las damnificadas y vecina de la calle San Pablo, entre Santa Catalina y Calzada del Cerro, refirió a este medio –vía telefónica- que cientos de personas de su zona, perdieron  entre muchas cosas los alimentos, camas, colchones, refrigerador y televisor, los cuales no serán reemplazados por las instituciones estatales, que tampoco se han presentado a cuantificar los daños.

“No han ayudado con nada, y las tiendas estatales están repletas de productos, los cuales siguen vendiéndose en dólares”.

Comenta Yamisleydis Copello Rodríguez, quien refirió tener dos hijos pequeños a los cuales alimentar, que las instituciones del estado cubano aún no les ha facilitado alimentos.

Copello relató haber perdido varios artículos electrodomésticos en los que llevaba años reuniendo dinero para comprarlos y afirmó: “He   quedado en la ruina y sin nada para comprar alimentos a mis hijos”.

El salario promedio de un trabajador cubano es de 20 dólares mensuales. Una botella de aceite alcanza los 2.50 dólares, un kilo de leche 5.50 y un de arroz medio dólar.

Los testimonios de varios ciudadanos entrevistados por reporteros de la agencia, arrojaron que el órgano de Salud Publica no se ha presentado en varias zonas para valorar las condiciones en que quedaron los afectados y ayudar.
Las precipitaciones y los fuertes vientos dejaron 47 derrumbes y más de 10 mil personas afectadas.

La prensa estatal dijo que las lluvias dejaron tres personas fallecidas, entre ellas Marta Damiana Acanda Ledesma, de 81 años de edad y residente del municipio Habana Vieja, quien murió asfixiada por ahogamiento; y Julio Eugenio Andino Arzona, joven de 24 años de edad falleció electrocutado tras la caída de cables del tendido eléctrico.

En algunas zonas, las aguas sobrepasaron los 2 metros de altura afectando seriamente las viviendas de familias que a pesar de su pobreza, ahora son más pobres.

VIDEOS