lunes, 4 de mayo de 2015

La emigración exagerada delata el nivel de vida en Cuba

Cubanos abandonan el país en embarcaciones rusticas.

Por Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA.- En Cuba, la emigración constante de sus ciudadanos puede revelar, cual es el nivel de vida en la Isla. Para muchos de los que no conocen la realidad cubana deberían tener en cuenta este detalle y sacar sus conclusiones.

Los cubanos son capases de irse a vivir en países supuestamente más pobres y con menores condiciones de vida.

A partir del 2013 se abrió un nuevo horizonte para los que querían emigrar. Se eliminó la llamada “carta blanca”, permiso que debían tener los cubanos para poder viajar.

Aun así, todavía existen obstáculos para la salida de la isla. Estos consisten en los altos precios que tienen que pagar los ciudadanos cubanos para adquirir cualquier documentación. Incluido el pasaporte cuyo costo es el equivalente a 100 dólares, cuando el salario promedio es de 20 dólares al mes.

También son limitaciones, las restricciones que ponen otros países para permitirle a los cubanos llegar a sus territorios. A pesar de todo eso, se las arreglan para emigrar a como dé lugar.

Ejemplo conocido es el de los llamados “balseros”, quienes ponen en riesgo su vida. En embarcaciones precarias tratan de cruzar el Estrecho de la Florida y así alcanzar las costas de EEUU.

Sin contar aquellos que han salido de la Isla para instalarse en países como Ecuador, México, Colombia, Perú, Angola y otros. El modo de salida que más utilizan es el contrato de trabajo o el casamiento, muchas veces arreglado.

Es un gran engaño cuando muchos países, reconocen a Cuba como que sus ciudadanos tienen un buen nivel de vida. De ser cierto ¿Por qué querrían emigrar tantas personas?

Muchos de los que se marchan son jóvenes desesperanzados que buscan un mejor futuro para ellos y sus familias. Quedando en el país los más longevos, una de las causas por las cuales la población está envejeciendo y la esperanza de vida puede parecer elevada.

De esta manera la opinión pública confunde el aumento de la longevidad con una elevada esperanza de vida, que se tiene como un indicador de desarrollo económico y como un indicador de salud, algo que no es real.

También la opinión pública puede confundirse cuando se habla de salud y educación gratuitas, para toda la población, donde no se tiene en cuenta las malas condiciones de ambos sectores. En realidad no son gratuitos, pues a los trabajadores no se les paga ni un 10% de lo que recibiría un homologo de ellos en muchos países pobres.

Estas y otras razones son las que ponen en evidencia los motivos de por qué los cubanos emigran desesperadamente. Aunque muchos mandatarios y personalidades quieran reconocer que Cuba está bien o cambiando, pudiéramos decirles como se suele decir aquí, “que no hay peor ciego que aquel que no quiere ver”.

VIDEOS