lunes, 4 de mayo de 2015

Asentamiento rural incomunicado a 57 años de la revolución cubana

Un pueblerino de La Tumba carga agua al hombro.

Por Bárbara Fernández Barrera/ RCCC.

ARTEMISA.- El asentamiento rural La Tumba está incomunicado, desde varios puntos de vista, por lo que responde bien al nombre que tiene puesto. Este pequeño poblado,  está ubicado cerca del campismo “La Chorrera”, que pertenece a la localidad de Cayajabos, provincia de Artemisa.

Sus moradores no cuentan en la actualidad con transporte, ya que después que se hizo cooperativo este medio de  movilización, dejó de tener La Tumba como un punto de enlace. Habría que decir que con anterioridad, tampoco funcionaba bien.

Esta comunidad no tiene ni siquiera un teléfono público que les facilite la comunicación, sobre todo ante una situación de urgencia o imprevisto.

Hace siete años, luego del paso de un ciclón por el país, dejo sin techo y con amenazas de derrumbe la bodega que tenían, por lo que en estos momentos ni siquiera cuentan con una. Para solucionar el problema de los abastecimientos indispensables, los propios vecinos han habilitado un pequeño cuarto, que les sirve al efecto, pero que está en mal estado constructivo.

Todo parecería indicar que ellos viven así porque quieren, pero lo cierto es que los vecinos de este asentamiento rural han acudido a diferentes instancias oficiales, por no dejar de plantear su situación han ido hasta a los CDR (Comité de Defensa de la Revolución).

A través de cartas, han contactado al periódico oficial de la provincia, El Artemiseño; pero hasta el momento no reciben ni respuesta ni solución, que como es natural debiera de proceder de los niveles correspondientes del Poder Popular.

Para ellos resulta bastante difícil vivir en estas condiciones de incomunicación y con difíciles situaciones de suministros infraestructurales, como es la necesidad de agua. El poblado recuerda cualquier asentamiento indio de los que encontró Cristóbal Colón cuando descubrió la isla.

De la manera en que se encuentran sobreviviendo estas personas, se puede afirmar que la justicia social y la preocupación por el pueblo no existen, cosas que siempre pregonan los medios de difusión del gobierno. Puede darse una vuelta por La Tumba pero tenga cuidado no se quede enterrado en este moribundo lugar.

VIDEOS