miércoles, 29 de abril de 2015

Trabajadoras cubanas sufren afectaciones en su salario

Han perdido cerca de 200 pesos, además tienen que comprar  implementos de trabajo con sus salarios.

HABLEMOS PRESS

LA HABANA.- Aumenta la decepción en las trabajadoras de limpieza de las farmacias en la capital cubana por sufrir una bajada salarial al dejar de pertenecer al Ministerio de Salud Pública, además, se le suma la compra -con su dinero- de utensilios de trabajo.

En el 2014 las trabajadoras de limpiezas en las farmacias dejaron de pertenecer al Ministerio de Salud Pública (MINSAP) decisión que afectó el salario. Ahora pertenecen a Comunales, entidad que se dedica a la recogida de desechos y que cuenta con un presupuesto bajo. 

Otra de las afectaciones, es que administradores de las farmacias (entidad estatal encargada de ventas de medicina) obligan a sus trabajadoras de limpieza a comprar, colchas de trapear, escobas y trapeador si quieren seguir trabajando. Muchas aceptan, por no saber hacer otra cosa.

Reyna Escobedo, de 47 años, trabajadora de limpieza de un centro farmacéutico, señala que perdió el estímulo. "Unos 112 pesos (4 dólares y medio) perdí eso sin contar 100 pesos más por no pertenecer ya al MINSAP", cuenta.

El salario de las trabajadoras de limpieza era de 390 pesos nacionales (CUP) cuando las farmacias pertenecían al MINSAP. Ahora el salario bajó a 290 CUP con la dirección de Comunales.

Además también “perdieron 112 pesos” nacionales de estímulo, dijo una trabajadora de una farmacia que no quiso se citara su nombre.

"Ya no tenemos estímulo, la administración explicó que como no se cumple no hay pasta [dinero]", aclaró Escobedo.

La plaza de empleo para esta actividad no requiere un nivel medio cultural, te puedes hasta encontrar quien no ha terminado el 4to grado.

Es el caso de Iralda Morales, de 47 años, natural de Villa Clara, que vino a mejorar su economía a la capital. Desvinculada de la escuela, desde muy temprano comenzó a trabajar, ahora está en una farmacia limpiando pisos.

"Apenas se leer y escribir, parece un dibujo lo que hago. Mi administrador me dice que compre las cosas para limpiar porque sino trabajo, no cobro", dijo.

Morales se refiere a que la administración de la farmacia del Capri solo le da una colcha de limpieza cada tres meses.

HABLEMOS PRESS trató de hablar con la directiva del Capri pero nadie quiso dar declaraciones.

Dunia, la hermana de Morales, asegura que la administración está abusando de su hermana, ya que no sabe defenderse.
"Mi hermana es casi analfabeta, no sabe defenderse ni ir al lugar correcto a plantear sus situación, ellos [administradores] se salvan que dirigen a personas de bajo nivel. Vamos a ver hasta dónde va a parar este abuso", expresó enojada Dunia.

Las molestias de las trabajadoras afectadas continúan por ahora. Las quejas de las empleadas solo han llegado a preocupar a sus familias mientras tanto los administradores siguen disfrutando de su puesto de trabajo.

VIDEOS