lunes, 6 de abril de 2015

Suspenden salarios a gastronómicos cubanos hasta nuevo aviso

Por Mario Hechavarría Driggs/ Hablemos Press.

LA HABANA.- La Empresa Municipal de Gastronomía de La Habana Vieja ha pospuesto el pago a sus trabajadores a causa de un faltante en los ingresos. La entidad aseguró que entregará los salarios finalizando el mes.

Los trabajadores afectados cobran el día 10 de cada mes y esta vez se le aplazará hasta el 20.

La razón principal que esgrimen las autoridades empresariales se refiere a graves faltantes en los ingresos al Estado, que determinaron la sustitución de altos dirigentes del sector, junto a algunos administradores igualmente implicados. Los principales ejecutores del referido fraude están a disposición de los órganos judiciales.

Según Caridad Benítez, trabajadora de la cafetería “El Ferrocarril”, uno de los afectados fue Rubén, administrador de la nombrada cafetería. “Actualmente se encuentra preso”, señaló.

El anuncio fue hecho por representantes de la entidad provincial del sector, durante una reunión efectuada el pasado jueves en el comedor del complejo “Viñales”, ubicado en la calle O´Reilly y Compostela, La Habana Vieja.

Humberto García administrador de la cafetería-restaurante “El Caracolillo”, sito en la calle Ejido, frente a la Estación Central de Ferrocarriles, expresó su preocupación con respecto al atraso de los pagos, situación que, según él, provocará que los trabajadores pierdan el jornal correspondiente a este período de tiempo.

Por parte de los administrativos a nivel de provincia, la respuesta quedó centrada en la idea de que estaban cumpliendo órdenes, que “paulatinamente sería restablecida la situación”, sin argumentar por qué los obreros han de pagar por los desmanes que otros han cometido.

Al salir de la reunión, Alfonso Frómeta Villaverde, uno de los  representantes sindicales, comentó, “nos pagan poco; no pasamos de doscientos y tantos pesos mensuales (…) porque entre las propinas y otros ingresos hacemos más dinero”.

Frómeta se refirió a las jornadas sin mercancías para vender, que dejan a los trabajadores en estado ocioso, en contra de su voluntad. “Tal parece que nos están mandando a robar”, expresó enojado.

Participaron en el encuentro los administradores de las unidades pertenecientes a la gastronomía popular de la Habana Vieja, facturada en moneda nacional, junto a un trabajador por cada sección sindical correspondiente.

VIDEOS