miércoles, 8 de abril de 2015

Sociedad Civil: El comienzo de una nueva historia


Por Rafael Molina Rodríguez/ Hablemos Press.

SANTIAGO DE CUBA.- Hoy, como de costumbre, luego de cumplir con mi devocional matutino y hacer algunas labores hogareñas, me senté a leer el diario Granma, donde figura el controvertido artículo de la señora Lizet Pérez Hernández, profesora de Teoría General de Estado y Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, titulado: “La Sociedad Civil Cubana”.

También leí, en la página 4, el artículo de Sergio Alejandro Gómez  titulado: “Nuevo comienzo o perpetuo al pasado”, con dos aspectos que me impactaron sobremanera y desviaron mi intención de responderle a la señora Lizet Pérez, para responderle a él: 

Primero. Dice él: “Nada podrán hacer los intentos de montar un escenario para delincuentes, conexos terroristas y otros mercenarios que buscan pasar como luchadores por los derechos humanos”.

Segundo. Agrega: “La sociedad civil no es de los ricos y las organizaciones no gubernamentales pagadas para la subversión, sino de los pobres; del pueblo; de los luchadores ambientalistas; de los estudiantes; de los campesinos; de los defensores de los inmigrantes, los que denuncian la tortura, las persecuciones extrajudiciales, la brutalidad policial, las tácticas racistas; de los que reclaman para las mujeres salario por trabajo, y de los que exigen reparación por los daños ocasionados por las compañías transnacionales”. 
        
Respondiendo el primer párrafo citado jura dejar bien claro el concepto delincuente, auxiliándome de un diccionario, según el diccionario Cervantes, delincuente es la persona que quebranta la ley, según estas afecciones el gobierno de Raúl Castro, y el mismo el propio Raúl Castro son unos delincuentes, pues, les roban el salario a los médicos que prestan sus servicios en Venezuela, Brasil y otros países, les roban el dinero y sus trofeos a los deportistas, y le roban el dinero, el decoro y la dignidad al pueblo cubano.

Respondiendo al segundo párrafo citado, quiero hacer un llamado a los que participarán en los foros paralelos de la Cumbre, que denuncien las torturas, las ejecuciones injustas, la brutalidad policial, las prácticas racistas del régimen neonazi de Raúl Castro.

De igual manera, quiero que los que participen en dichos foros y en la Cumbre, exijan a Raúl Castro, a su gobierno y a los gobiernos que representan a los países donde hay médicos cubanos, que se le abone directa y efectivamente el salario a estos, en correspondencia con los servicios que prestan.

También quiero que exijan al gobierno de Raúl Castro la indemnización a los Hermanos al Rescate, por el derribo de las dos avionetas en 1996; que exijan el cese de las brutalidades contra nosotros, que somos la verdadera sociedad civil, la vanguardia, el clamor y los defensores del pueblo.

VIDEOS