viernes, 3 de abril de 2015

Prisionero con VIH puede morir si no es atendido con urgencia

Redacción de Hablemos Press.

LA HABANA.- Entrevista con un preso común devela los pesares que pasan los enfermos con SIDA en las prisiones de Cuba.

En la prisión donde yo estaba en San José de las Lajas ya hay 4 prisioneros muertos en este año. Ahí es donde más dejan morir los presos de Sida, en esa prisión, porque los médicos dicen que no tiene nada y se mueren cuando llegan al hospital”, confiesa Yoel Agramontes Villavicencio, de 39 años de edad, paciente con VIH muy preocupado.

“Ahora estoy en el Hospital de la cárcel Combinado del Este en la sala C”, explica. 
 
Pregunta: ¿Cuantos prisioneros han muerto en San José de Las Lajas en lo que va de este año? 
   
Respuesta: Cuatro prisioneros. Hay uno grave en el Miguel Enrique, ahora, se llama Danilo Quintana. 
 
P: ¿Y porque estás cumpliendo prisión?

R: Por un posible delito que me acusan, pero todavía no he ido a juicio, ni nada. El instructor dice que es un posible delito de hurto ¡pero es mentira!

P: ¿Cuántos años lleva usted con la enfermedad?

R: Llevo dos años y pico.

P: ¿Y está preso desde cuándo?

R: Desde el 10 diciembre del 2014.

P: ¿Y que pide usted a las autoridades?

R: Que me trasladen al IPK (Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí), aquí no me puedo alimentarme, me tienen tirado así mismo en una cama.

P: ¿Y cuál sería la solución?

R: Darme la extrapenal o un cambio de medida pero ni el instructor ni nadie hace nada. La prisión dice también que debe ser el instructor. 
   
P: ¿Y usted considera que en la calle pueda mejorar su salud?

R: En el IPK me atienden al momento, estoy flaquito, flaquito porque no puedo comer de nada, no puedo alimentarme. Entonces ellos dicen que no pueden hacer más nada, que me han puesto todos los medicamentos y las autoridades de la prisión es la que decide.

P: ¿Entonces la petición suya es que lo atiendan en el IPK?

R: Si. Estoy encarcelado poniéndome todo tipo de medicamentos, el cual no me hace efecto y sigo en las mismas condiciones.

Villavicencio tiene Candidiasis (infección por lavaduras) en la boca y esófago y un paracito en uno de sus pulmones. Lleva 7 días con fiebre que llegan a 39 grados celcios.

Hasta el momento todo se mantiene igual, lo que aumenta la preocupación del encarcelado. “Tendrá el mismo destino de los fallecidos de la prisión de San José.

VIDEOS