viernes, 3 de abril de 2015

Me quieren comprar de todas maneras

Pastor José Miguel Ramírez Pérez*

LAS TUNAS.- Este gobierno sigue creyendo y le sigue haciendo creer a sus súbditos y funcionarios que ellos tienen toda la verdad y la razón en un bolsillo, y que nosotros, los opositores, somos gusanos asalariados; que no tenemos una causa sólida, ni moral, ni sentimientos de ninguna índole.

Y en consonancia con ello, lo mismo nos aplica la fuerza, el terror, a sabiendas de que la familia es nuestro punto débil, la herida abierta y, como el boxeador, siempre tira “el puñetazo recto” hacia ese punto.

Es por eso que para “aderezar”, para subir de tono el hostigamiento continuo que multiplicaron desde el mes de noviembre de 2014, enviaron el 14 de febrero, cerca del mediodía, a un teniente coronel de la Seguridad del Estado, de apellino Pino, para volver a ofertarme el “plato de lentejas de su Comandante en Jefe”, o sea, que si renuncio a mi activismo me dan dos opciones:

Uno: Me ayudan a salir del país rápido porque ellos tienen los mecanismos, según dicen.

Dos: Si me quedo, me restauran la vivienda (vi-planta, la casa de mi mamá abajo y la mía encima), además de un buen trabajo, salario y un sinfín de bondades que me harían la vida placentera y así, de un tirón, borrón y cuenta nueva.

Debo aclarar que hace más de dos años que este oficial viene a mi casa con esta propuesta. Hemos tenido duras confrontaciones con él. Nos ha faltado el respeto doblemente, a la conciencia y con violencia verbal, groserías y amenazas, pero en esta última fue escandalosa, y siguen logrando el desequilibrio emocional de mi hogar. 
        
Ya no me queda casi nada de mi unidad familiar. Yo tengo, como ser humano, un límite. Jefes de Estado del Caribe y de América, ¿de qué paz, de qué democracia hablan ustedes? ¿Cómo pueden ser tan cínicos y cómplices, sabiendo lo que ocurre en mi país?

*Presidente del Movimiento Pastores por la Verdad. 

1 comentario:

Liborio Ciclano dijo...

Biplanta se escribe con B, no con V.

Dicho sea de paso, la RAE no registra la palabra biplanta, al parecer es un neologismo cubano.

VIDEOS