lunes, 6 de abril de 2015

Familia bayamesa casi mueren por culpa de la burocracia estatal



Por Ricardo Sánchez Tamayo/ Hablemos Press.

GRANMA.- Eduardo Fon Guevara, su esposa Rosa Estrada Ramírez y demás miembros de la familia pasan la noche en la calle después de sufrir la caída del techo de su casa que no puede ser reparada, sino lo autoriza el organismo patrimonio de la ciudad de Bayamo, en Granma.

Las casas del casco histórico del municipio Bayamo se están derrumbando por falta de mantenimiento.

“Esta es la tercera vivienda que se derrumba en la zona en lo que va de año, y solo aparece algún funcionario de patrimonio tira fotos y se va sin dar una respuesta”, explican vecinos.

Fon y su familia, vecinos de la calle Padre Batista en el centro de la ciudad de Bayamo, en varias ocasiones han pedido a los dirigentes del gobierno provincial ayuda para solucionar su situación.

Comenta Fon que le dijo a la primera secretaria del partido, Sonia Virgen, que tomara medida con lo que ellos estaban pasando en su vivienda. “Ni patrimonio ni vivienda se quieren hacer cargo de mi casa, se me va a caer el techo encima”, expresó con preocupación.

El día 2 de abril, funcionarios de patrimonio les hizo llegar una carta que desde el 3 de Febrero del 2014 su casa estaba propuesta para reparar. Pero ya el 23 de marzo después de las lluvias el techo empezó a caérsele encima.

“Vecinos nos socorrieron y nos ayudaron”, dijo Rosa Estrada al ser consultada.
“Al lugar solo se presentó una patrulla de la Policía y los bomberos pero nadie del gobierno se conmovió de su situación”, afirmó Fon.

Estrada, comenta que estuvieron toda la noche en la calle en espera que se presentara en su domicilio algún funcionario del gobierno para tomar alguna medida de lo sucedido.

Comentan vecinos del casco histórico que estas personas siguen atada de manos sin poder construir pues “no los dejan y si lo hacen son multados con 15 mil pesos cubanos, equivalente a 625 dólares.

Los vecinos de al lado de su vivienda están preocupados pues se encuentran en la misma situación. 

“En cualquier momento la casa también nos cae encima y nadie hace nada por resolver ese problema”, expresó uno de los vecinos.

¿Mientras tanto esas viviendas quién la repara? ¿A dónde van a parar todos los materiales que están destinados para estas casas? Se preguntan los vecinos. 

Según el presidente de gobierno provincial, dijo por la televisión, en el 500 Aniversario de esta ciudad que Bayamo, contaba con 300 mil pesos cubanos para reparación de algunas casas y pintura de la ciudad.

Actualmente el casco histórico solo se ha pintado el frente de las casas ocultando la realidad del estado de deterioro en que se encuentran.

Fon como su esposa afirman que, “solo cuando hay muertos de por medio las autoridades solucionan los problemas de la sociedad”.

VIDEOS