jueves, 26 de marzo de 2015

Inminente debate sobre los derechos humanos en Washington

Por Osmel Almaguer/ Hablemos Press.

LA HABANA.- Para el día 31 de marzo fijó la parte cubana su propuesta con vistas a un encuentro donde se diriman diversas cuestiones relacionadas al tema de los derechos humanos, tanto en la Isla como en los Estados Unidos.

De confirmarse la propuesta, altos funcionarios cubanos estarían viajando a Washington, en lo que se considera la primera reunión que sostendrían sobre esta temática, tan influyente en estos últimos años en las fricciones bilaterales.

La noticia, fue anunciada este jueves en La Habana por un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX). La misma ya había sido planteada por diplomáticos cubanos el 14 de julio de 2014, y confirmada a finales de enero del presente año, durante la primera ronda de conversaciones.

Pedro Luis Pedroso, subdirector de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional de la cancillería cubana, aseguró que “Cuba espera que el diálogo se desarrolle en un entorno constructivo, sobre bases recíprocas, sin condicionamientos ni trato discriminatorio y en pleno respeto a la igualdad soberana, la independencia y la no injerencia en los asuntos internos de las partes”.  
     
Mencionó que, en dicha reunión, Cuba expondrá “sus logros en la promoción y protección de todos los derechos humanos”, poniendo de relieve y como ejemplo las misiones y colaboraciones por parte de la mayor de las Antillas en las áreas de la salud, la educación, los deportes, etc. 

Sin embargo, señaló también que “abordaremos las preocupaciones que tenemos sobre la situación de los derechos humanos en los Estados Unidos y otros lugares en los que ese país tiene incidencia directa”.

Lo cierto es que las fricciones entre ambos países se mantienen, con declaraciones de varios senadores norteamericanos que condenan la nueva política gubernamental hacia Cuba, y la postura crítica sostenida por el canciller y otros altos dirigentes cubanos, a raíz del conflicto norteamericano con Venezuela.

MIRANDO LA SITUACIÓN EN CONTEXTO

Todo esto tiene lugar en un panorama muy delicado, donde la postura gubernamental cubana sigue siendo la represión solapada, de carácter tanto físico como psicológico, hacia los diferentes grupos de oposición, los medios independientes de prensa y los individuos aislados que se pronuncian en su contra. 
 
Recientemente tuvo lugar, en la provincia de Villa Clara, un acto represivo contra un grupo de activistas cuyo único delito es oponerse, pacíficamente, a la autocracia castrista. En el mismo, resultó detenido Guillermo Fariñas Hernández, a quien le fuera entregado el Premio Sájarov en el año 2010.

Resulta curioso que sea este un premio establecido para homenajear a personas u organizaciones que han dedicado sus vidas o acciones a la defensa de los derechos humanos y las libertades.
 
Cada año, casi al unísono, se realizan las votaciones que condenan el embargo norteamericano a la Isla, pero establecen a Cuba como un país donde se violan los derechos humanos de muchas maneras.

Si no hay libertad de expresión, si no hay libertades políticas, si los ciudadanos arriesgan la vida, la libertad y hasta la cordura para pronunciarse en contra de un gobierno estático, entonces no puede decirse que en un país con tales condiciones se respetan los derechos humanos. 

El encuentro bilateral se acerca y la parte cubana minimiza la cuestión con el eufemismo: “profundas diferencias”, para definir el abismo ideológico que separa a ambos países a la hora de entender la democracia, los derechos humanos y el derecho internacional.

VIDEOS