miércoles, 25 de marzo de 2015

Economía cubana en quiebra, convenios extranjeros como único sustento

Por Arian Guerra Pérez/ Hablemos Press.

LA HABANA.- El gobernante Raúl Castro intenta atraer más de 8.710 millones de dólares en inversiones extranjeras, al presentar 246 proyectos que ofreció a empresarios estadounidenses y cubanoamericanos, durante el diálogo entre Cuba-EE.UU., donde se trazaron diferentes líneas de trabajo; entre ellas el levantamiento del embargo y la luz verde a los negocios en la Isla.
En un reportaje publicado por el periódico Granma, el jueves 3 de noviembre de 2014, Omar Fernández, secretario general de la Cámara de Comercio de Cuba y organizador de los eventos, mencionó que la XXXII Feria Internacional de La Habana (FIHAV), presentó este importante proyecto, llevando a cabo una ambiciosa bolsa comercial.
Fernández indicó además que en dicho proyecto está previsto promover sectores decisivos como la instalación del mega-puerto del Mariel, la agroalimentación, la construcción, la industria farmacéutica, el turismo, la biotecnología, la energía renovable, entre otros. 
Las circunstancias parecen no favorables para lograr este objetivo, ya que la crisis económica, política y social que enfrenta Venezuela, con inesperadas consecuencias para Cuba, impiden beneficiarse con la caída del precio del petróleo.
Es muy difícil comprender que hará el gobierno cubano para salir de la profunda crisis económica en la que se encuentra. Al pensar que la solución está en reactivar la industria de la construcción, no es un secreto que hay muchas propiedades desocupadas y otras incautadas por las autoridades policiales. 
Ojalá sea erróneo, pero hay indicios que hacen pensar que Cuba importa mucho más de lo que exporta, y la carga cae desigualmente sobre los hombros de la clase pobre del país.
Joaquín Pujol, ex funcionario del Fondo Monetario Internacional, dijo en una entrevista a EFE, el 31 de julio de 2014, que Cuba depende en un 80% de las importaciones de alimentos y suministro de energía de Venezuela. Afirmó también que entre los problemas estructurales está la distorsión de precios, atrasos en pagos a los trabajadores, etc. 
Pujol se refirió a los cubanos emprendedores, quienes reclaman “capital de inversiones y no lo tienen”. Ellos concuerdan en que el futuro crecimiento de la economía cubana, depende en su totalidad del capital extranjero. 

VIDEOS