jueves, 12 de marzo de 2015

Contaminación en las aguas de Tunas de Zaza

Pobladores en una bodega de la comunidad.
Por Weiner Alexander Martínez Estepe/ Hablemos Pres.
SANCTI SPÍRITUS.- Residuos contaminantes emanados de la Empresa Pesquera Industrial de Sancti Spíritus (EPISAN) ponen en riesgo la salud de los pobladores de la localidad pesquera de Tunas de Zaza.
Pobladores aseguran que las filtraciones y roturas en los conductos de agua potable, además de la obsolescencia de los mecanismos para acopiar el agua y los desechos, provocan una insistente filtración en los alrededores de la entidad, afectando directamente a los vecinos colindantes que se quejan continuamente de los malos olores.
María Hernández, vecina del poblado, señala que "los compañeros de Salud Pública han estado aquí varias veces, pero no se resuelve el problema. Ya nosotros nos hemos quejado con el director de la empresa, Dony Alberto Gómez Salas, y no nos ha dado respuesta. En muchas ocasiones el olor a amoníaco es insoportable, pero nadie resuelve este problema".
Desde hace más de cinco años, los desechos sólidos (cajas de cartón y restos orgánicos rechazados en el proceso) van a parar a un vertedero situado a unos trescientos metros de la comunidad, estimulando así la procreación de insectos y roedores nocivos para la salud humana.
Explica un trabajador de la entidad, quien pidió no se revelara su nombre, que "el peligro no solo está en las aguas residuales. En estas instalaciones tenemos una buena cantidad de amoniaco que ha provocado fugas en más de tres ocasiones”. 
Y asegura que: “el año pasado, el Ministerio de la Industria Alimentaria (MINAL) destinó una inversión para la reparación casi total de esta empresa. Lo que ocurrió con los materiales, no lo sé. Solo sé que los tubos y equipos para reparar los depósitos de residuales y otras reparaciones pendientes nunca llegaron”.
A juicio de la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (ENPFF) comenta que la industria EPISAN viola los reglamentos de protección medioambiental debido a que una buena parte de sus desechos son arrojados en la cuenca del río Zaza, contaminando así sus aguas.

VIDEOS