miércoles, 18 de marzo de 2015

Bar cubano destruido por causa de la burocracia y la ineficiencia

Brisas del Mar. Fotografía tomada por el autor.

Juan Manuel Infante Matos/ Hablemos Press.
 
GRANMA.- El otrora bellísimo bar "Brisas del Mar", es uno de tantos casos que en el municipio granmense de Manzanillo se deteriora sin que el gobierno haga nada por impedirlo.

Esta instalación, ubicada en el malecón de la ciudad, mirando al Golfo de Guacanayabo, se encuentra en estado crítico.

Al conversar con un antiguo trabajador de la instalación, supimos que el pasado año el gobierno municipal destinó un total de 285 mil pesos para realizar una reparación capital al bar, por lo que en los primeros meses del mismo año se comenzaron a fundir los cimientos de la obra, pero en algún punto todo se detuvo sin explicaciones y así permanece hasta el momento.

¿A dónde fue a parar el dinero aprobado para la reparación? Nadie lo sabe. El mismo trabajador afirma que “alguien de arriba mandó a demoler el bar, debido a que estaba en zona de playa, razón que nadie entiende, pues ese establecimiento está en el mismo lugar hace ya varias décadas”. Resulta que no lo demolieron pues al parecer alguien se dio cuenta de la locura que se iba a cometer, pero del presupuesto nada se dice.

El futuro del municipio, donde se iniciara en 1868 la guerra por la independencia, es incierto. El gobierno no se preocupa por las obras públicas ni por las necesidades del pueblo. Tampoco por el mantenimiento de lugares históricos, deportivos y recreativos.

La historia se encargará de pasar la cuenta a los que hoy encaminan a este país hacia la decadencia y la miseria.

VIDEOS